APRENDE A ESCUCHARTE

La llegada de un bebé y su impacto en la pareja: ¿cómo resolvemos el conflicto?

El nacimiento del primer hijo es, a partes iguales, la situación más bella y más crítica que la pareja atraviesa a lo largo de su historia de relación.

La llegada de un bebé y su impacto en la pareja: ¿cómo resolvemos el conflicto?

La llegada de un bebé es siempre motivo de celebración y alegría. Pero, seamos sinceros, tal situación de regocijo no está exenta de dificultades. El nacimiento de un hijo pone a prueba la estabilidad de la pareja, transforma sus rutinas y obliga a buscar nuevas formas de intercambio, nuevos puntos de ajuste y de equilibrio.  Es innegable que la pareja sufre la llegada de un bebé y es muy frecuente que un hombre se queje de que su mujer ha perdido el interés por él. En parte tiene razón, hay un ser extremadamente vulnerable que depende de ella y sus recursos son limitados. Necesariamente su atención, que antes podía estar centrada en exclusiva en la pareja, se desvía hacia otro lado. ¿Cómo puede resolverse este conflicto?

¿Cómo puede protegerse a la pareja pese a que se enfrenta a una de las situaciones más estresantes de su historia de vida?

Lo más importante es también lo más evidente: tener algo de paciencia, demostrar un poco de comprensión  y concederle a la mujer algo de tiempo. El descubrimiento de su maternidad y de todo lo que ello representa y conlleva es muy excitante, ilusionante, embriagador… Se trata de una experiencia tan intensa que es fácil que muy rápidamente el rol de madre eclipse otras facetas de la vida que anteriormente habían sido relevantes, incluyendo el trabajo y, cómo no, también la pareja.

Ahora bien, una vez concedido un tiempo de adaptación al cambio, tengamos presente que tampoco hace falta perder la cabeza y olvidarnos de todo lo demás, de todo que era importante. Y aquí, con algo más de perspectiva, es el hombre quien quizá está en mejor disposición de contextualizar la situación, analizarla con cabeza, y empezar a gestionarla. El razonamiento es el siguiente: el niño llega porque la pareja lo desea, y porque la pareja lo ha permitido y facilitado. Cuando una pareja decide tener un hijo es precisamente porque esa pareja – no uno de manera independiente sino la unión de la que ambos forman parte – había construido la intimidad suficiente como para dar ese paso. Y se habían ido gestando objetivos y retos comunes. La pareja «viene antes», la pareja ya existía, la pareja es la base que permite todo lo demás, la pareja es y seguirá siendo a lo largo de toda la vida motivo de alegrías, cuando se la cuida, o de grandes decepciones, cuando se la descuida.

Que nadie piense que porque es ella quien da a luz él está exento de responsabilidades. Al contrario, sin tanta revolución hormonal y sin tenerse que recuperar de ningún periodo de convalecencia, este tipo de tareas recaen casi más sobre el hombre que sobre la mujer al inicio de la paternidad. Por eso se recomienda que sea él quien tome las riendas del cuidado de la pareja, en paralelo al cuidado del hijo. Y se le pide a él que, sin dejar de ser un apoyo para ella y con delicadeza y sensibilidad en el manejo de sus emociones, trabaje por reivindicar su posición en la pareja y no dé por válido ningún tipo de abandono. Que esta situación no trastoque las bases ni difumine lo importante: para que la pareja funciones es necesario expresar deseos, emociones y necesidades, y formularle a ella todas las peticiones que sean necesarias

Autor

Ana Villarrubia

Ana Villarrubia es Psicóloga Sanitaria, directora del centro sanitario 'Aprende a Escucharte', docente en la rama clínica de la psicología, escritora y colaboradora en múltiples medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Experto
Ana VillarrubiaPsicología

Ana Villarrubia Mendiola es Psicóloga Sanitaria, Experta en el tratamiento de trastornos de personalidad, Experta en terapia de pareja, Especialista en Psicoterapia y Psicodrama, docente en diversos másteres de psicología clínica y terapia cognitivo-conductual, y divulgadora en múltiples medios de comunicación, directora del Centro de Psicología ‘Aprende a Escucharte’, en Madrid, y autora del libro ‘Borrón y cuenta nueva: 12 pasos para una vida mejor’.

Lo más leido