SALUD Y BELLEZA

¿Será verdad que tomar el sol engorda?

¿Será verdad que tomar el sol engorda?
Una chica muy sexy tomando el sol. PD

Dice ‘El Preguntón’ del diario La Razón que cuando nos parecía que ya habíamos controlado más o menos todo lo que nos engorda y teníamos ciertas esperanzas de que pudiéramos reducirlo de nuestras dietas, ahora resulta que entre las cosas que nos hacen aumentar de peso está la luz del Sol. Sí, la luz engorda.

Los rayos que recibimos del Sol están compuestos de fotones que tienen masa y aumentan la masa de todo aquello que tocan.

En la superficie de la Tierra, cada trozo de seis centímetros cuadrados recibe un empuje de los rayos de sol equivalente a media milmillonésima de kilo. Aplicado a los más o menos dos metros cuadrados de piel de nuestro organismo, el dato significa que un día soleado podemos pesar 0,000003 kilos más que uno nublado por culpa del «peso» de la luz.

Nuestro aspecto físico no se va ver modificado por esta aporte extra de peso, obviamente, pero, a gran escala, el fenómeno puede llegar a tener consecuencias visibles. Algunos expertos han calculado el peso de toda la luz que cae en verano sobre una ciudad como Chicago.

En un día soleado la urbe pesa 140 kilos más.

El «peso» de la luz es bien conocido por los ingenieros aeroespaciales, ya que puede arruinar una misión espacial.

Para enviar una nave a Marte, por ejemplo, los ingenieros tienen que calcular la desviación producida por el impacto de los rayos solares sobre ella. Cuando la luz rebota en el fuselaje el aparato puede llegar a variar el rumbo en 1.000 kilómetros: suficiente para no acertar en su objetivo. La idea de que la luz «pesa» ya la advirtió Johannes Kepler en el siglo XVII. Percibió que las colas de los cometas siempre apuntan en dirección contraria a donde está el Sol y pensó que aquello se debía a la presión de los rayos solares. Tenía razón.

De manera que si estamos de pie en la playa recibiendo gustosamente un baño de sol, nuestro cuerpo pesará un poco más; el suelo que nos rodea, también. Pero el área que cubre nuestra sombra y que no recibe la presión de los rayos pesa algo menos que el resto. Haría falta la sombra unificada de varios millones de seres humanos para obtener el equivalente a medio kilo de peso.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido