EL PRIMER MINUTO

Si tu hijo se atraganta, ¿sabrías cómo salvarle la vida?

Si tu hijo se atraganta, ¿sabrías cómo salvarle la vida?
Qué hacer en caso de que el niño se atragante con una espina de pescado. PD

Te contamos cómo actuar ante un atragantamiento. Qué debes hacer, pero sobre todo qué no debes hacer.

La obstrucción de las vías respiratorias por un trozo de alimento es más frecuente de lo que puedas pensar.

La asfixia por atragantamiento es la tercera causa de muerte no natural en España por delante de los accidentes de tráfico. Más de 2.300 personas pierden la vida al año porque un trozo de comida u otro objeto se va por mal camino, les impide respirar y nadie logra ayudarles a expulsarlo.

Sin duda, la maniobra de Heimlinch es el método más efectivo para evitar un atragantamiento.

Hay algo importante que debes recordar siempre: nunca se debe tratar de extraer el objeto o alimento con las manos ya que podrías introducirlo más adentro.

MANIOBRA DE HEIMLINCH

  • Conocida también como compresión abdominal, diversos organismos internacionales recomiendan su utilización solo en caso de una obstrucción grave de la vía aérea, cuando la persona ya no puede hacer ningún ruido.
  • Mientras que, en una persona con una obstrucción leve, y que todavía puede toser, no se deben obstaculizar sus intentos por expulsar el objeto por sí sola.
  • En casos de embarazadas, personas obesas o muy grandes, la técnica debe modificarse por compresiones torácicas, siguiendo la misma dinámica que las compresiones abdominales.
  • La maniobra de Heimlich, sobre la cual Heimlich escribió por primera vez en 1974, tiene el mérito de haber salvado a muchas víctimas de asfixia.
  • El método consiste en envolver los brazos alrededor de la cintura de la víctima por la espalda, colocar un puño sobre el ombligo y empujar hacia adentro y hacia arriba.
  • Lo que se busca es provocar una “tos” artificial con el aire que aún queda en los pulmones. Esa tos será la encargada de expulsar el objeto o alimento.

Conocer la sencilla maniobra de Heimlich y aplicarla con rapidez puede salvar vidas.

Consejos para hacer frente a un atragantamiento

  • ·       Si la persona puede toser es mejor dejar que la tos natural que aparece en estos casos haga su trabajo. Es muy importante no dar golpes en la espalda ya que, aunque creas que ayudas, el objeto o alimento puede desplazarse más adentro. Si la tos no ayuda puedes ayudar a la víctima a doblarse por la cintura e inclinar el cuerpo hacia adelante.
  • ·       Si la persona no puede toser porque las vías respiratorias están totalmente obstruidas hay peligro de asfixia. En este caso hay que actuar con premura, pero con calma. Aquí debes utilizar la maniobra de Heimlich. Tendrás que hacer varias compresiones hasta expulsar el objeto. En caso de que sea una embaraza o una persona muy obesa deberás colocar el puño en mitad del esternón.
  • ·       Si te atragantas tú con peligro de asfixia puedes realizarte a ti mismo la maniobra (en caso de estar solo): coloca el puño sobre la parte superior del abdomen y cúbrelo con la otra mano. Después, busca un apoyo (el borde de una mesa, por ejemplo) y apóyate en él para que las manos presionen con fuerza hacia dentro y hacia arriba.

RECUERDA

  • 1.     Los golpes interescapulares (los típicos golpecitos en la espalda) pueden agravar la obstrucción, convirtiendo una obstrucción leve en una grave.
  • 2.     Nunca introduzcas las manos en la garganta para extraer el alimento u objeto. Podrías empujarlo más adentro y agravar la situación.

 

 

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido