EL PRIMER MINUTO

Piscinas, playas y pantanos: te descubrimos los peligros que existen detrás de estos lugares de ensueño

Piscinas, playas y pantanos: te descubrimos los peligros que existen detrás de estos lugares de ensueño
Accidentes en la piscina. PD

Es importante tener en cuenta la seguridad y saber cómo actuar ante cualquier imprevisto en piscinas, playas y pantanos.

Comienza una de las etapas más esperadas del año: el verano, el calor, las vacaciones y un destino para descansar.

Además, si hay niños está claro que el destino nos llevará a una piscina, una playa o una zona donde poder darnos un baño y sofocar las altas temperaturas. Sin embargo, es importante tener en cuenta la seguridad y saber cómo actuar ante cualquier imprevisto este verano.

Consejos básicos

La llegada de las vacaciones aumenta el riesgo de sufrir algún incidente en piscinas, playas, pantanos, ríos…

Por eso, es necesario que las autoridades o responsables de la zona adviertan de los peligros en la zona de baño. Hoy os damos algunos consejos para evitar ahogamientos.

  • ●      Investiga la zona donde te vas a bañar: profundidad, elementos peligrosos, olas, posible contaminación, etc. De esta manera estarás más seguro.
  • ●      No bucees en fondos desconocidos en playas. Igualmente, no te alejes demasiado para nadar. Es mejor que respetes la zona de seguridad marcada en cada playa.
  • ●      En pantanos, ríos y presas recuerda preguntar dónde es seguro bañarse. En estas zonas existen peligros ocultos que es probable que desconozcas.
  • ●      Respeta la normativa del servicio de socorrismo o de seguridad del centro. Ellos trabajan para que tú disfrutes de la comodidad, la tranquilidad y la seguridad de la zona. Recuerda que, si algo está prohibido, por algo será.
  • ●      Pide ayuda al socorrista ante cualquier indicio de peligro. Estas son las personas preparadas para evitar ahogamientos y peligros.
  • ●      Antes de meterte en el agua, procura mojar tu cuerpo por zonas. De esta manera, tu cuerpo se adaptará a la temperatura del agua evitando posibles cortes de digestión y otros problemas.
  • ●      Los niños creen que el peligro no existe y los socorristas o responsables del centro no están allí para cuidar de los pequeños. Ellos son tu responsabilidad.

Los niños, los más vulnerables

Estos problemas se agravan si los afectados son los niños, incluso con mayores complicaciones si los pequeños tienen menos de ocho años.

Ellos son los más vulnerables y nosotros como figuras responsables debemos de ser capaces de actuar ante cualquier emergencia.

Una persona adulta puede tardar en ahogarse hasta dos minutos. Un niño tan solo en 30 segundos.

Se dice que es un proceso silencioso, ya que cuando un niño tiene indicios de ahogamiento no grita, ni patalea, sino que invierten sus fuerzas en intentar salir de agua, movimiento que puede parecernos que está jugando.

Por esto, lo más importante es que nuestra supervisión sea constante y en todo momento. Especialmente si los niños tienen hasta cuatro años, casos en los que los índices de ahogamiento son más elevados.

Primeros Auxilios en playas, piscinas y pantanos

En esta época del año es cuando, desafortunadamente, fallecen cientos de personas por ahogamiento en playas, piscinas, pantanos, ríos…

En 2018 tuvimos el mejor dato de los tres últimos años; aún así fueron 373 casos.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, los ahogamientos son la tercera causa de muerte por traumatismo no intencional en el mundo.

Con este dato, la muerte por ahogamiento es de 360.000 personas al año en todo el mundo.

Nuestra misión es evitarlo, por eso queremos compartir contigo cómo tienes que actuar:

  • Lo primero es sacar a la persona del agua. Si no hay peligro, quizá puedas hacerlo tú mismo, pero lo más seguro es que solicites ayuda al centro responsable.
  • Comprueba su nivel de consciencia e intenta provocar algún estímulo para que reaccione.
  • Si el afectado no reacciona, comprueba si respira. Acerca la oreja a su nariz y observa su pecho. Si ves que no siente nada, el afectado está en parada cardiorrespiratoria (CPR).
  • Deberás realizar cinco ventilaciones boca a boca, abriendo sus vías y pinzando la nariz.
  • Realiza el masaje cardiaco: 30 compresiones fuertes en el centro del pecho con las dos manos y los brazos bien extendidos perpendiculares al suelo. Ayúdate con el peso de tu propio cuerpo. Es muy normal que salga agua por la boca. Ladea la cabeza del afectado para que el agua caiga.
  • Vuelve a realizar dos ventilaciones más boca a boca y continúa con las compresiones y ventilaciones de forma cíclica.

De esta manera estarás manteniendo con vida al afectado. Es muy importante saber cómo actuar y hacerlo para salvar vidas.

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído