APRENDE A ESCUCHARTE

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para aliviar la ansiedad?

La solución a los problemas de ansiedad no es inmediata, es posible que la terapia psicológica tarde un poco más en hacer efecto que una pastilla, alrededor de unos 6 meses, pero su eficacia perdura en el medio y largo plazo uno te hace dependiente de ninguna sustancia de por vida.

¿Cuál es el tratamiento más eficaz para aliviar la ansiedad?
Angustia, miedo y síntomas de la ansiedad. PD

Según la Agencia Española de Medicamentos el consumo de ansiolíticos ha aumentado alrededor de un 50% desde el año 2000 hasta la actualidad. La estadística nos dice que somos las mujeres las que más habitualmente tiramos de fármacos para combatir los incómodos síntomas de la ansiedad, casi siempre acudiendo al médico de cabecera directamente para demandárserlos. A causa de ello, se calcula que aproximadamente un tercio de las mujeres de entre 55 y 65 años abusa de cotidianamente de fármacos ansiolíticos para calmar su ansiedad, hasta el punto de poder considerar que son dependientes de ellos.

La ansiedad – junto con la depresión como trastorno psicológico y la obesidad como enfermedad médica – es uno de los trastornos que, en el siglo XXI y en los países desarrollados, va camino de parecerse cada día más a una pandemia. Si el consumo de ansiolíticos no hace otra cosa que aumentar, es decir, si cada día más personas optan por hacerse cargo y tratar sus síntomas de ansiedad con fármacos, ¿cómo es posible entonces que siga aumentando el número de personas que padece este trastorno? ¿No será que los fármacos, por sí solos, no tratan la ansiedad de manera eficaz?

Efectivamente, así es. La Organización Mundial de la Salud, en las guías de recomendación terapéutica que publica cada año como resultado de estudios que de manera científica estudian la eficacia de los múltiples tratamientos existentes para abordar las enfermedades médicas y los trastornos psicológicos y psiquiátricos, recomienda explícitamente la terapia psicológica de corte cognitivo-conductual como terapia de preferencia para el tratamiento eficaz de los trastornos de ansiedad.

El tratamiento psicológico de la ansiedad mediante terapia cognitivo-conductual es la fórmula terapéutica de elección por la efectividad que ha demostrado a lo largo de los años en la reducción del conjunto de síntomas de ansiedad – desde la dimensión fisiológica y emocional hasta la cognitiva y conductual – tanto en el corto como en el largo plazo.

Para quien no esté familiarizado con este tipo de terapia y esté interesado en saber en qué consiste, las líneas de trabajo generales que son objeto de la terapia cognitivo-conductual para el tratamiento de problemas de ansiedad son las siguientes:

  • Entrenamiento en control de la respiración y en relajación muscular
  • Entrenamiento en la identificación de pensamientos automáticos negativos y ansiógenos
  • Entrenamiento en técnicas para la reestructuración cognitiva de pensamiento distorsionados y la promoción de una forma de interpretar el mundo más racional, resoluta y adaptativa
  • Mejora del autoconcepto y de la autoestima
  • Promoción de la autoconfianza y las conductas de autonomía
  • Entrenamiento en búsqueda de soluciones e identificación de acciones para resolver los problemas de manera alternativa 
  • Aumento de la tolerancia a la incertidumbre y promoción de la aceptación de todo cuanto trasciende al ámbito de control personal
  • Aumento de la tolerancia a las propias e incómodas manifestaciones fisiológicas de ansiedad
  • Exposición terapéutica y gradual a los objetos, personas o situaciones frente a los cuales se haya podido desarrollar algún tipo de fobia

Recalcamos que hemos desarrollado aquí una esquemática presentación de la terapia cognitivo-conductual en líneas generales puesto que  dentro de la categoría diagnóstica de los denominados Trastornos de Ansiedad se engloban múltiples cuadros clínicos diferentes, contando cada uno de ellos y en cada uno de los casos con distintas especificidades relevantes a la hora de diseñar el tratamiento adecuado para la extinción de sus síntomas. Es por ello que siempre es imprescindible llevar a cabo una valuación clínica profunda exhaustiva y rigurosa en el inicio de todo tratamiento psicológico, como también es necesario prolongar esta evaluación a lo largo de todo el tratamiento psicológico, de manera transversal a toda la intervención, pues solo de esta manera s hace posible comprobar los efectos de la terapia en la vida de cualquier paciente y ajustar la intervención en cada caso concreto.

¿Significa esto que los fármacos están desaconsejados en todos los casos? Pues no, renunciar de raíz y sin raciocinio a la potencial eficacia de un medicamento seguro tampoco es una opción razonable. La recomendación de la OMS, una vez más, es la combinación de ambos tipos de tratamiento, farmacológico y psicológico, no aplicando nunca el primero de ellos en exclusiva y estando esa combinación de ambas opciones siempre al servicio y en función de las características específicas de cada caso:

  • En función de la edad, la ocupación, los esquemas cognitivos o los tratamientos previos del paciente.
  • En función a gravedad de los síntomas.
  • Proporcionando información comprensible sobre los objetivos terapéuticos y los posibles efectos adverso.
  • Siempre con riguroso control por parte del médico y siendo la duración del tratamiento la más corta posible, mientras favorezca la permeabilidad de la persona a la terapia psicológica y hasta que ésta empiece a multiplicar su belios y generalizar sus resultados en el medio y largo plazo.
Autor

Ana Villarrubia

Ana Villarrubia es Psicóloga Sanitaria, directora del centro sanitario 'Aprende a Escucharte', docente en la rama clínica de la psicología, escritora y colaboradora en múltiples medios de comunicación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Experto
Ana VillarrubiaPsicología

Ana Villarrubia Mendiola es Psicóloga Sanitaria, Experta en el tratamiento de trastornos de personalidad, Experta en terapia de pareja, Especialista en Psicoterapia y Psicodrama, docente en diversos másteres de psicología clínica y terapia cognitivo-conductual, y divulgadora en múltiples medios de comunicación, directora del Centro de Psicología ‘Aprende a Escucharte’, en Madrid, y autora del libro ‘Borrón y cuenta nueva: 12 pasos para una vida mejor’.

Lo más leído