¿Salvar una vida o dejar morir?

¿Sabrías cómo salvar la vida de una persona en un momento de emergencia?

Primeros Auxilios

¿Sabrías cómo salvar la vida de una persona en un momento de emergencia? Ya hablamos de cómo gestionar las emociones ante una situación crítica y ahora vamos a compartir contigo lo que necesitas saber para ACTUAR. Controla tus emociones y podrás ponerte en acción para aplicar las técnicas y maniobras de primeros auxilios de forma eficaz.

España es uno de los países con menos formación en primeros auxilios de Europa y tan solo un 18% de los ciudadanos europeos sabe qué procedimiento debe llevar a cabo en caso de emergencia, según un estudio de Cruz Roja.

Antes de que lleguen los servicios médicos

Los primeros auxilios son los conocimientos de ayuda necesaria y básica para socorrer a una persona que ha sufrido un accidente hasta la llegada de los servicios médicos. El objetivo final es salvar vidas y gracias a los primeros auxilios lo hacemos posible.

Las técnicas necesarias pueden variar en función de las circunstancias o situaciones. Los casos que requieren primeros auxilios son quemaduras, hemorragias, fracturas, traumatismos y asfixia. Hay que tener cuidado si nos encontramos ante personas mayores, embarazadas o niños pues las técnicas pueden variar.

 

Cursos básicos para salvar una vida

¿Qué es lo que aprenderás en un curso de primeros auxilios?

Te enseñarán a detectar y resolver situaciones de riesgo como reacciones alérgicas, traumatismos, convulsiones febriles o atragantamientos, así como a reaccionar anteparadas cardiorespiratorias.

Es importante que en estos talleres teórico-prácticos te enseñen a utilizar un desfibrilador, a frenar hemorragias, actuar ante convulsiones o atender posibles quemaduras. También es fundamental saber tratar un estado shock y tranquilizar a la víctima.

Hay una parte vital de los cursos de primeros auxilios y es la prevención. Detectar a tiempo patologías, reacciones alérgicas, posibles caídas y/o golpes o prevenir accidentes infantiles es tan importante como saber actuar una vez que han ocurrido.

Por supuesto, desde el punto de vista emocional la persona aprenderá a mantener la calma y no bloquearse ante un accidente de cualquier característica.

 

¿Y si la víctima es un niño/niña?

En el área de primeros auxilios existen cursos especializados en primeros auxilios pediátricos. Son fundamentales para padres, profesores o educadores,cuidadores, psicólogos infantiles, pedagogos etc., que traten con niños. Toda persona que tenga trato diario y directo con niños debería saber proporcionar una primera asistencia ante accidentes o enfermedades súbitas que puedan sufrir lactantes o niños menores de 8 años.

Los accidentes más frecuentes en los más pequeños son: atragantamiento, golpe de calor, fracturas, mordeduras y/o picaduras, heridas, alergias, convulsiones, asma o paro cardiaco en recién nacidos.

 

Empresas. Saber actuar en el trabajo.

 Imagina estar en el trabajo y que un compañero sufra un accidente. Da igual si trabajas en un despacho, en una tienda, en un restaurante u hotel, o realizando tareas de mantenimiento. Será importante tu ayuda, y saber primeros auxilios hará que tu compañero de trabajo pueda salvar su vida.

Por supuesto, hay una normativa sobre seguridad y salud en el trabajo que todas las empresas deben cumplir. Esta regulación obliga a los empresarios, entre otros, a disponer de un botiquín y material de primeros auxilios para que, en caso de necesidad, todo el personal de la empresa pueda acceder a ellos sin problema. Lo más importante para una empresa es la prevención para evitar o disminuir los riesgos derivados del trabajo. Esta prevención comienza con cursos en primeros auxilios a los trabajadores con el objetivo de estar preparados ante cualquier situación de riesgo.

 

Formación en primeros auxilios. Programa básico.

Cada situación requiere una actuación rápida, segura y eficaz. Lo que debe enseñar un curso básico de primeros auxilios es aprender a actuar en caso de crisis o emergencia. Seis pasos a seguir:

  1. Autocontrol: las emociones pueden jugarnos una mala pasada y dejarnos en shock. Es importante mantener la calma. Este es el momento de actuar y no puedes esperar.
  2. Evaluación: además de socorrer y ayudar al accidentado es importante evitar más riesgos. Por ello, evalúa la zona y garantiza que el herido no sufrirá ningún riesgo.
  3. Estado general del accidentado: evalúa a la persona accidentada, su estado de conciencia y su condición respiratoria.
  4. Los latidos: los signos vitales son las señales que nos indican la presencia de vida. Cuenta los latidos de la persona accidentada, sus pulsaciones y sus respiraciones.
  5. Respiración de salvamento: el objetivo es restablecer el patrón respiratorio normal. Comienza con una insuflación cada cinco segundos, 12 veces por minuto.
  6. RCP: la reanimación cardiopulmonar se utiliza en caso de parada cardiorrespiratoria. Consiste en combinar respiraciones y compresiones torácicas mediante un masaje cardíaco externo. Si no tienes capacitación en RCP utiliza únicamente tus manos. Haz compresiones de pecho sin interrupción de 100 a 120 por minuto hasta que lleguen los servicios médicos.

 

Recuerda: puede estar en tus manos salvar una vida.

 

 

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído