El sector Farmacéutico se lanza a la venta online

El sector Farmacéutico se lanza a la venta online

En los últimos años, el sector farmacéutico ha empezado a comercializar sus productos en internet a través de farmacias online. En este sentido, el sector ha sabido adaptarse a los cambios producidos en el ámbito de la compraventa de productos mediante páginas webs, en creciente auge desde la última década.

Por este motivo, hoy en día, es posible encontrar un gran número de farmacias online como, por ejemplo entre otras, Farmadistrict.

Beneficios de comprar en una farmacia online

Entre las principales ventajas que presentan las farmacias online destaca la comodidad característica de la venta a través de internet, de modo que el cliente puede adquirir los productos de parafarmacia o medicamentos que necesite desde su propia casa. La compra en farmacias online supone, además, un ahorro de tiempo, puesto que al no ser necesario un desplazamiento físico podemos dedicar ese tiempo a otras actividades.

Asimismo, el hecho de comprar en una farmacia de estas características conlleva también un ahorro de dinero, puesto que éstas suelen contar con un gran número de ofertas, que no siempre se pueden localizar en las farmacias convencionales. Otro aspecto positivo de estas farmacias es que disponen de un amplio catálogo de productos, por lo que es relativamente sencillo encontrar lo que el cliente busca.

En cuanto al método de pago, la mayoría de farmacias online disponen de varios sistemas para que el cliente pueda escoger el que considera más adecuado. Del mismo modo, las farmacias online garantizan la máxima seguridad durante el proceso de pago, así como la protección de los datos bancarios y personales de cada cliente.

Otro de los grandes beneficios de las farmacias online es que suelen estar gestionadas por profesionales, que son los responsables de asesorar a los clientes frente a posibles dudas o obstáculos en el proceso de compra. En este sentido, la mayor parte de farmacias online cuentan con un servicio de atención al cliente, operativo durante gran parte del día.

Con respecto a los envíos, éstos suelen ser relativamente rápidos y no acostumbran demorar más de un par de días. Además, muchas farmacias online asumen los cargos del envío, una vez que el cliente ha superado una cierta cantidad de dinero en sus compras.

De esta manera, las farmacias online han sabido mantener las ventajas típicas de las farmacias convencionales, aportando a la calidad del servicio los elementos definitorios del entorno online.

Cómo funciona una farmacia online

El funcionamiento de una farmacia online es sencillo, ya que el proceso de compra se asemeja en gran medida al de cualquier tienda online. De esta forma, una vez que se ha accedido a la página web solo se necesita seleccionar el producto y añadirlo a la cesta de la compra. A la hora de buscar los artículos en una farmacia online es importante tener en cuenta que éstos suelen estar clasificados por secciones en la propia página web.

Una vez seleccionados los productos, hay que proceder al proceso de pago, cuyos pasos están bien indicados. Tras añadir nuestros datos, la compra se habrá realizado sin problemas y en un breve período de tiempo recibiremos los artículos en nuestro propio hogar.

Cómo abrir una farmacia online

En primer lugar, hay que tener en cuenta que las farmacias online solo pueden vender productos de parafarmacia y medicamentos sin receta. De esta forma, la apertura de una farmacia online no sigue las mismas directrices que la de una farmacia convencional.

Así, aunque existen una serie de obstáculos burocráticos, no es demasiado difícil abrir una farmacia de estas características. Lo más importante es casi, de hecho, conseguir una buena página web, bien diseñada y organizada, que coloque nuestra farmacia entre las preferidas de los clientes.

Asimismo, a la hora de inaugurar una farmacia online, se deben tener en cuenta algunas cuestiones como, por ejemplo, que en ellas no se puede vender ningún tipo de producto elaborado fuera de los canales oficiales. De hecho, en caso de hacerlo, la Agencia Española del Medicamento podría actuar de oficio y cerrar la farmacia por presuntas prácticas irregulares.

Igualmente, las personas que gestionan una farmacia online deben guardar los registros de venta durante por lo menos dos años y no podrán aceptar la devolución de un producto, salvo que se haya producido un error en el envío. Además, se debe tener en cuenta, que por Ley las farmacias no pueden publicitarse, por lo que éstas no pueden usar las redes sociales ni ningún tipo de mecanismo online para darse a conocer.

En cuanto a las personas habilitadas para abrir una farmacia de estas características es necesario atender a que, por lo general, solo pueden abrirla personas licenciadas en Farmacia, que dispongan de un título oficial. De este modo, se garantiza el buen funcionamiento de la farmacia y se asegura una mayor responsabilidad de cara a los potenciales clientes de una farmacia online.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído