Así actúa el medicamento encontrado en el cuerpo de Blanca Fernández Ochoa, localizado este miércoles en La Peñota

¿Sabes qué es el Sinogan, el medicamento que tomó Blanca Fernández Ochoa?

Es la pregunta más repetida estos días.

La autopsia realizada al cuerpo de Blanca Fernández Ochoa detectó en su estómago pastillas de un medicamento llamado Sinogan, que puede ser utilizado para varias dolencias y que, en ocasiones, se mezcla con otros medicamentos en función del tratamiento necesario.

Se trata de un medicamento con muchos años de historia y que, en el argot médico, se considera en desuso pues hay otros fármacos más modernos que hacen lo mismo con menos efectos secundarios, según recoge Sonia Moreno en elmundo.

¿Qué es el Sinogan y para qué se utiliza?
El fármaco Sinogan, una de las marcas comerciales de la levomepromazina, es un antipsicótico de efecto sedante, sintetizado hace varias décadas para tratar la esquizofrenia y la psicosis. De hecho, es un derivado del primer fármaco que apareció contra la psicosis, en la década de 1950: la clorpromazina. Hoy Sinogan se considera un medicamento superado, y los psiquiatras emplean otro tipo de tratamientos: los antipsicóticos de segunda generación, que tienen efectos secundarios más suaves y se toleran mejor. Además, la levomepromazina se puede recetar como un sonmnífero, para ayudar a dormir en determinados casos de insomnio grave, pues el efecto sedante es muy fuerte. También en los pacientes con trastorno bipolar se puede prescribir, casi siempre junto a otros tratamientos, como un tranquilizante, para controlar los episodios de delirio y agitación que sufren estos enfermos.

¿Cómo actúa este fármaco?
Su efecto se produce al bloquear una gran variedad de receptores que están en nuestro cerebro, incluidos los adrenérgicos, los de dopamina (que son los transmisores químicos de los impulsos nerviosos), histamina, acetilcolina y serotonina. La levomepromazina bloquea estos receptores y evita la sobreestimulación propia de algunos estados, ayudando así al control de la enfermedad mental, sea cual sea.

¿Cuál es la dosis habitual de Sinogan?
La dosis habitual está entre los 25 y 50 miligramos diarios, pero en caso necesario se ha llegado a administrar alrededor de 100 miligramos, aunque normalmente esta cantidad se utiliza solamente en pacientes hospitalizados. Un gramo puede considerarse una dosis exagerada (peligrosa), pues comprometería la función cardiaca. La presentación más habitual de este medicamento es en gotas. Entre sus efectos secundarios se incluyen movimientos anormales (discinesia), incapacidad para permanecer quieto (acatisia), anomalías en el ciclo eléctrico del corazón y una presión arterial baja.

¿Cuándo se utiliza junto al litio?
En pacientes con trastorno bipolar, la levomepromazina puede administrarse junto al litio, indicado para equilibrar el paso de fases eufóricas a depresivas característico de esta dolencia. La dosis de litio que se suele prescribir son los 400 mg 2/3 veces al día.

¿Es peligroso mezclar ambos compuestos?
Cada mes, más o menos, los médicos revisan el nivel en sangre de este compuesto químico (litio), pues si es elevado, puede resultar tóxico, y si es demasiado bajo, también hay riesgo de toxicidad. Una mezcla de los dos fármacos (Sinogan y litio) a dosis altas puede resultar comprometedora, porque afectaría a los electrolitos, y la alteración en el organismo de los niveles de sodio y potasio podría producir un efecto metabólico fatal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído