Los 10 errores más comunes en Primeros Auxilios

A veces no vale únicamente con querer ayudar, sino que hay que saber cómo hacerlo

primeros auxilios

Ya hemos hablado e insistido en que una rápida actuación para asistir a un herido en un accidente es vital. Sin embargo, puede llegar a ser contraproducente si no se conocen las técnicas básicas de Primeros Auxilios. Y es que no vale únicamente con querer ayudar, sino que hay que saber cómo hacerlo.

Incluso hay personas que recurren a “remedios caseros”, los que se conocen como “de toda la vida” para atender a un herido en un accidente o curar una herida a un niño. No todo vale, y no siempre suponen una solución al problema. Por ello, hemos recopilado los 10 errores más comunes en Primeros Auxilios, ¡toma nota y aprende cómo actuar correctamente!

1. En un accidente de tráfico, sacar al herido del coche

La primera regla en este tipo de accidentes es no movilizar nunca a los heridos. Solo se moverá a los afectados en casos de extremo peligro como puede ser una explosión. Si no, los accidentados deben quedar inmovilizados ya que puede que haya riesgo de lesión cervical.

En el caso de que el accidentado sea un motorista, nunca se le debe quitar el casco. Lo más importante es proteger su columna vertebral.

2. A la hora de hacer un torniquete

Lo hemos visto en muchas películas, pero ejercer una presión suprema con bandas para detener una hemorragia al herido es un recurso que no debemos intentar. En todo caso se encargará el personal sanitario, ya que existe un riesgo muy alto de necrosis, lo que podría suponer la amputación del miembro afectado.

3. Taponar el sangrado nasal

Desde pequeños nos han enseñado que debemos taponar nuestra nariz cuando sangra y echar la cabeza hacia atrás. Sin embargo, esto es un error. Para actuar correctamente, en las hemorragias nasales debemos colocar al afectado levemente inclinado hacia adelante para que la sangre se dirija hacia fuera y no hacia las vías respiratorias.

Si taponamos los orificios nasales detenemos la sangre, pero no la hemorragia.

4. Desinfectar una herida con agua oxigenada

Es uno de los errores más comunes, ya que tanto el alcohol como el agua oxigenada pueden dañar el tejido de la piel, si se aplica directamente sobre la herida. Por tanto, es suficiente con lavar la zona con agua y jabón o con suero fisiológico. Después, basta con secar la herida con una gasa o compresa.

5. Soplar en el ojo para eliminar un objeto extraño

Cuando soplamos en el ojo de otra persona porque le ha entrado un objeto extraño podríamos provocar erosiones en su córnea. Por tanto, lo ideal es lavar el ojo con suero fisiológico o agua y, de esta manera, será el líquido el encargado de llevar el objeto extraño hacia el exterior del ojo.

6. Extraer un objeto clavado en el cuerpo

Puede que extraigamos el objeto clavado en el cuerpo del afectado y la solución sea peor que no haber hecho nada. ¿Qué podría ocurrir? Imaginemos un palo clavado en una pierna. Este podría estar afectando a una arteria, pero a su vez, puede que esté deteniendo la hemorragia del herido. Intentar extraerlo puede empeorar las lesiones. Cuanto más grande sea el objeto, más son las probabilidades de empeorar el estado del accidentado si lo tocamos. Será el personal sanitario el encargado de retirarlo.

7. Agua con azúcar ante una lipotimia

Este recurso es completamente ineficaz. Ante un caso de lipotimia lo indicado es tumbar al afectado y elevar sus piernas hasta que se pase el síncope. No se le debe dar nada de comer ni de beber hasta que se haya recuperado. Si el desmayo dura más de cinco minutos será necesario pedir atención médica.

8. Ante un ahogamiento, comprimir el estómago para que expulse el agua

Otro recurso cinematográfico que hemos visto en diferentes películas y que podrían llevarnos a actuar de manera errónea. Si comprimimos el estómago de una persona que se está ahogando para que expulse el agua, lo que puede ocurrir es que pase parte del contenido del estómago a los pulmones. Por eso, olvídate de las películas. Ante un ahogamiento se debe proceder a una reanimación cardiopulmonar (RCP). Si el ahogado está inconsciente, pero respira, se le coloca de lado hasta que lleguen los servicios sanitarios.

9. Provocar el vómito a un niño que se tragó un objeto

En ningún caso se le provocará el vómito a un niño que se ha tragado algo por error. Si se ha tragado un objeto punzante se le llevará inmediatamente a urgencias.

10. Quemaduras

Uno de los errores más extendidos es utilizar pasta de dientes para las quemaduras. En un primer momento, lo más recomendable es utilizar agua. Se debe colocar la zona afectada bajo un flujo constante de agua entre 15 y 30 minutos, que es el tiempo que tarda en bajar la temperatura de una quemadura. Las pomadas es recomendable que sean utilizadas únicamente por profesionales sanitarios.

 

Ahora que conoces los errores mas comunes en Primeros Auxilios actúa en consecuencia. Una buena formación puede salvar vidas. Tú puedes salvar vidas.

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído