Hazlo tú mismo: aprende a inmovilizar un esguince o fractura

Actúa correctamente y gana tiempo hasta que lleguen los sanitarios.

Hazlo tú mismo: aprende a inmovilizar un esguince o fractura

En Primeros Auxilios son muchas las técnicas que se pueden aprender para salvar vidas. Entre ellas, algunas más complejas que otras, están las que hoy recopilamos en este artículo. Son muy prácticas y útiles en un momento de urgencia como un esguince o una fractura.

Cuando los ligamentos, o el tejido fibroso, que conectan los huesos con las articulaciones se desgarran o se tuercen se produce el esguince. La fractura se produce cuando el hueso recibe un golpe más fuerte del que puede soportar.

Si se produce en una pierna puedes utilizar una toalla enrollada a modo de tablilla para inmovilizar o bien hacerlo atándose a la pierna sana. Si se produce en un brazo puedes inmovilizarlo colocándolo en un cabestrillo.

Cómo hacer un cabestrillo

Conocemos el cabestrillo como el dispositivo que utilizamos para apoyar e inmovilizar una parte del cuerpo lesionada. Puede utilizarse en diferentes lesiones, pero su uso más extendido es para inmovilizar fracturas o dislocaciones en brazos y hombro. ¿Sabes cómo hacerlo? ¡Toma nota!

  1. Busca una tela grande y larga que pueda servirte para la zona afectada.
  2. Dobla la tela de forma diagonal de manera que crees un triángulo.
  3. Coloca el codo de la persona afectada en el extremo superior del triángulo y la muñeca a la mitad. utiliza las dos partes libres de la tela para subirlas alrededor de la parte frontal y posterior del hombro opuesto.
  4. Ajusta el cabestrillo para que el brazo descanse cómodamente, de forma que la mano quede más alta que el codo. El codo debe estar doblado en ángulo recto.
  5. Ata el cabestrillo al lado del cuello. Si lo has colocado correctamente, el brazo del afectado descansará contra su pecho con las puntas de los dedos expuestas.

También se puede hacer un cabestrillo con un cinturón, una cuerda o una sábana, si no disponemos de más materiales.De vez en cuando, revisa la fuerza del cabestrillo y ajústalo para que su posición sea correcta.

Además, hay que tener en cuenta que, en función de la gravedad de la lesión es posible que necesitemos hacer una tablilla.

Cómo hacer una tablilla

Una tablilla es el dispositivo que utilizamos para mantener estable una zona del cuerpo con el objetivo de prevenir una lesión aún mayor y de disminuir todo lo posible el dolor del afectado por la fractura. La tablilla se utiliza únicamente hasta que llega la ayuda médica y se puede utilizar para diferentes lesiones. ¿Sabes cómo aplicarlo? Compartimos contigo cómo hacer una tablilla:

  1. Busca algo rígido para utilizarlo como soporte con el objetivo de hacer la tablilla. También puedes sujetar el miembro fracturado a una parte del cuerpo sana para evitar que se mueva. Por ejemplo, en el caso de un dedo, podríamos sujetarlo inmovilizándolo al dedo de al lado.
  2. Extiende la tablilla más allá de la zona afectada para impedir que se mueva. Sujeta la tablilla con correas, cuerdas o similar, por encima y por debajo de la lesión y asegúrate de que los nudos no hacen presión sobre la misma, ya que puede interrumpir la circulación de la sangre.
  3. Revisa de forma regular la zona fracturada por si se produjera hinchazón, palidez o entumecimiento. Afloja la tablilla si fuera necesario y solicita ayuda médica.

En ningún caso se cambiará la posición de la zona fracturada. La tablilla nos ayuda a mantener estabilizada la zona fracturada. Además, disminuye el dolor, previene más lesiones y el mayor movimiento posible a la persona afectada.

Ante un esguince o una fractura es importante pedir ayuda, pero mientras llegan los servicios médico es muy útil conocer cómo hacer un cabestrillo o una tablilla. De esta manera, ganarás tiempo en lo que vienen los sanitarios y podrás estabilizar la zona afectada de forma correcta.

 

Autor

ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Expertos
ElPrimerMinuto

Laura Iglesias y Tatiana Toledo son las creadoras y desarrolladoras de El Primer Minuto. Este método de aprendizaje único en el mundo combina formación médica en primeros auxilios con la adecuada gestión de emociones. Ofrecen cursos de formación ágiles y dinámicos impartidos por los expertos médicos más cualificados en esta disciplina. El objetivo primordial de El Primer Minuto es salvar vidas.

Lo más leído