SALUD Y BELLEZA

Así es Trivine, el dispositivo de uso doméstico que rejuvenece, reafirma e ilumina la cara en unos minutos

Basa su eficacia en los mismos principios que la radiofrecuencia profesional

Así es Trivine, el dispositivo de uso doméstico que rejuvenece, reafirma e ilumina la cara en unos minutos

Stetic Sense, empresa española que desarrolla, fabrica y suministra equipos de belleza de alta calidad para su uso doméstico, lanza el revolucionario equipo anti-aging que, junto a su aplicación móvil, permite optimizar los tiempos del tratamiento, así como asegurar la eficacia midiendo el tiempo desde el momento en que la temperatura alcanza su valor terapéutico.

Trivine es un dispositivo que combina la radiofrecuencia bi-polar y la luz roja LED, dos técnicas profesionales clínicamente probadas. Es un tratamiento no invasivo e indoloro que, en tres sencillos pasos y en unos pocos minutos, reduce las arrugas, reafirma la piel, mejora las líneas finas de expresión, regenera el colágeno, reduce la flacidez y activa la circulación sanguínea.

La radiofrecuencia consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas que generan una energía selectiva que actúa directamente sobre las capas más profundas de la dermis mientras se protege la epidermis, al mismo tiempo que esto sucede, la luz LED potencia la estimulación celular emitiendo energía a-térmica (sin aumento de calor). Simplemente deslizando el equipo sobre la zona a tratar y gracias a su gel deslizante con principios activos, se reduce el tiempo de precalentamiento necesario hasta alcanzar los 42º que es cuando comienza el auténtico tratamiento del área. Un sensor de temperatura instalado en el cabezal de tratamiento envía vía bluetooth, una señal continua a la aplicación instalada en el móvil donde el usuario podrá controlar en todo momento las fases del tratamiento, pudiendo visualizar la temperatura en la superficie de la piel y midiendo el tiempo real en que el tratamiento empieza a ser efectivo.

Para lucir un rostro radiante todos los días

Los resultados que se obtienen son visibles e inmediatos ya desde la primera sesión, en tanto que los beneficios que reporta son duraderos. El manejo de la Trivine es muy sencillo y basta con ponerlo en contacto en la piel y empezar a deslizarlo sobre la fina capa de gel previamente aplicado, para que sus cabezales empiecen a emitir energía sin necesidad de pulsar ningún botón. Ilumina la cara desde el inicio de su uso y ayuda a retrasar el envejecimiento con tratamientos semanales de muy pocos minutos.

Este dispositivo unisex está diseñado con unas dimensiones muy reducidas para usar en casa y cuenta con un práctico estuche de viaje. Su precio es de 249 euros.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído