LA HORA 25

Eutanasia: La Policía Nacional rastrea a pacientes de toda España que compraron un fármaco para morir rápido y sin dolor

Eutanasia: La Policía Nacional rastrea a pacientes de toda España que compraron un fármaco para morir rápido y sin dolor
Pentobarbital. PD

Como escribió el gran Francisco de Quevedo y aparece como epitafio en la tumba del poeta: “Qué mudos pasos traes, ¡oh! muerte fría / pues con callados pies todo lo igualas”. 

Todo es secreto, discreto, silencioso. Es un tema del que mucha gente no habla jamás, pero raro es quien no ha pensado alguna vez en ese momento fatal que a todos nos llega.

Y algunos, más de lo que imaginamos, parecen que alistan en secreto las cosas para que ese trance suceda rápido y sin dolor.

La Policía Nacional ha visitado en los últimos meses las viviendas de decenas de enfermos terminales en diferentes puntos de España.

Sus nombres y direcciones aparecen en un listado de un proveedor de venta de medicamentos en el mercado negro a través de internet.

Los agentes buscan en sus casas Pentobarbital, un potente sedante que fue retirado de las farmacias décadas atrás por los riesgos que entrañaba su mal uso.

Un exceso en su consumo provoca indefectiblemente la muerte.

Y ese es precisamente el fin que buscan las personas que lo adquieren a través de la red.

El pentobarbital no está a la venta en farmacias, la mayoría de la gente que lo quiere utilizar lo consigue por vía cibernética. El precio de un bote no suele bajar de los 250 euros.

Su dosis precisa provoca un coma en cinco minutos y parada cardiaca en 30.

Medicamentos utilizados en casos de eutanasia.

La referencia para informarse sobre el tema es Exit International, organización radicada en Holanda aunque gestionada por unos australianos.

En una guía, llamada ‘La Píldora Apacible’, van actualizando testimonios sobre vendedores, «porque hay muchísima estafa», relatan en DMD.

De ahí sacan una lista de proveedores fiables, «de quien se sabe que está llegando y en buenas condiciones, sin falsear o cortar». La compra se suele hacer a través de email, a partir del cual creen que la policía ha podido acceder a una lista de remitentes para la operación en marcha en España.

Este producto está despenalizado en los países en los que la eutanasia está legalizada, caso de Suiza y Holanda.

En España la Asociación Derecho a Morir Dignamente insiste en que su compra y posesión no es delito. Otra cosa distinta es su venta para uso humano.

Y por eso han enviado una carta a sus socios en la que les comunicaban que las fuerzas de seguridad estaban acudiendo a casas de algunos asociados que habían adquirido este producto y les informaban que, de haberlo comprado, no tiene la obligación de entregarlo salvo que lo ordene un juez.

El Pentobarbital es uno de los productos que figuran en una guía informativa elaborada por esta entidad para poner fin a su existencia de forma digna.

Fue el producto que utilizó el madrileño Ángel Hernández para ayudar a morir a su mujer María José Carrasco.

El compuesto sobre el que gira la investigación es un barbitúrico que en España sólo se usa en el ámbito veterinario.

Los albéitares lo utilizan como sedante previo a la anestesia para perros y gatos, siempre por medio de una inyección.

También para someterles a una eutanasia, aunque no es el fármaco más empleado para este fin. En humanos cuando se utiliza para poner fin a la vida se toma por vía oral. Otra diferencia es el precio.

A los veterinarios una caja de 50 viales de 20 mililitros cada uno les cuesta 90 euros. En el mercado negro un particular tiene que pagar hasta 600 euros por un envase de poco más de 5 gramos.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído