EL CIRUJANO HIZO UN COMUNICADO EN EL QUE DETALLÓ LA SITUACIÓN QUE ATRAVESÓ EMMANUEL

El doctor Cavadas, destrozado tras fallecer el niño africano al que había quitado con éxito un tumor enorme

El doctor Cavadas, destrozado tras fallecer el niño africano al que había quitado con éxito un tumor enorme
El cirujano Pedro Cavadas.

El niño que operó el cirujano Pedro Cavadas falleció el pasado 31 de enero, y ya se conoce que la causa ha sido una «hemorragia masiva por boca» que generó un «atragantamiento con golpes de tos intensa».

Por esta razón el doctor valenciano ha hecho pública una carta en la que ha mostrado el pesar que siente por el desenlace de una intervención que a todas luces parecía exitosa.

El niño murió en el avión, durante el vuelo de vuelta a su país, luego de que se le había extirpado un tumor craneofacial, algo que para Cavadas «no era predecible», y describió que había «repasado mil veces, al milímetro, cada detalle del tratamiento» y aseguró no ser «capaz de identificar qué podía haber hecho distinto para evitar este desenlace».

«Los resultados de la autopsia y el relato de los testigos, previa autorización judicial para difundir la información, concluyen que la muerte se produjo por un atragantamiento con golpes de tos intensa que ocasionaron una hemorragia masiva por boca que no pudo ser controlada y que resultó en la muerte por shock hipovolémico», dijo el médico valenciano.

Según se puede leer en el comunicado, el Instituto de Medicina Forense de Málaga comunicó al equipo de Cavadas, que el cuerpo de Emmanuel se encontraba en ese lugar, sin vida. Esto ocurrió un poco después de las 16:00 del viernes. Por esa razón el avión tuvo que aterrizar de manera imprevista en Málaga.

Después de tantos éxitos, se puede ver que este resultado ha afectado al experimentado cirujano, quien ha dicho:

«La noticia nos deja estupefactos, sin explicación posible de qué ha podido pasar», dijo Cavadas, que también informó que ya había hablado con el padre de Emmanuel para saber que estaba recibiendo atención ante la noticia.

Y habló con los familiares del niño, «Les llamé para pedirles perdón por no haber conseguido devolverles a Emmanuel sano y salvo, y a pesar de su dolor, me devolvieron gratitud y consuelo por haber hecho todo lo posible por el niño», añade en el comunicado.

«Los éxitos son siempre del equipo, al que reconozco y felicito por su titánico y desinteresado trabajo con este niño, y los fracasos, si los hubo, son sólo míos», afirmó el médico español.

También señaló que se había despedido del niño la tarde anterior a quien vería en unos meses.

En cuanto al lamentable hecho destacó: «Los éxitos son siempre del equipo, al que reconozco y felicito por su titánico y desinteresado trabajo con este niño, y los fracasos, si los hubo, son sólo míos«, señala el cirujano valenciano.

Tras hablar con el médico forense y la juez instructora, Cavadas envió «toda la información, detalles e imágenes» de la que dispone sobre el tratamiento de Emmanuel «para ayudar en lo posible a esclarecer la causa de esta muerte».

Ya en un tono más personal, Cavadas reconoció que le va a «costar mucho» reponerse por este resultado «tan absurdamente trágico, cuando todo apuntaba ya a un final feliz. Todas las muertes duelen, pero en pacientes de la Fundación duelen mucho más».

«Presento humildemente mis condolencias una vez más a la familia de Emmanuel y a cuantas personas colaboraron desinteresadamente para regalarle una segunda oportunidad en la vida», señala Cavadas, quien agradece a su equipo «su extraordinaria labor y su entusiasmo desinteresado».

Finalmente, concluyó con un mensaje a todos los que han estado pendiente del caso: «Pido que me disculpen si he cometido algún error que no soy capaz de identificar. Descansa en paz, Emmanuel. Lo siento tanto».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído