Fuentes sanitarias próximas a la institución denuncian que no se está predicando con el ejemplo

El Colegio de Médicos de Madrid, a las puertas de un motín: «No están aplicando medidas para frenar al coronavirus»

El Colegio de Médicos de Madrid, a las puertas de un motín: "No están aplicando medidas para frenar al coronavirus"
Profesionales sanitarios en lucha contra el coronavirus. PD

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid no está luchando para evitar la propagación del coronavirus. Al menos, de puertas hacia dentro. La institución sanitaria, dirigida por el especialista Miguel Ángel Sánchez Chillón, no ha implementado medidas preventivas de alto nivel pese a que se encuentra en uno de los principales focos de la enfermedad dentro de España. Así lo confirman a Periodista Digital fuentes sanitarias cercanas al Colegio de Médicos, quienes han mostrado su preocupación al ver que “en casa de herrero cuchara de palo”.

Al margen de “ofrecer un bote con gel desinfectante”, apuntan que “el Colegio de Médicos de Madrid no está tomando medidas para evitar el riesgo más allá que recomendar que se laven las manos frecuentemente a sus trabajadores y que eviten el contacto cercano en la medida de lo posible”.

Hasta el momento, “solo han publicado un comunicado donde ofrecen, como medida extraordinaria, la flexibilidad de horas siempre que se cumplan las horas mensuales y el teletrabajo siempre que sea posible”. Sin embargo, las fuentes destacan que resulta «muy sospechoso que todos los trabajadores siguen sin acogerse a esta opción».

Los profesionales que acuden con regularidad al Colegio Oficial de Médicos de Madrid reclaman que “se sigue en la oficina como si nada. No han realizado una ronda para valorar quiénes son los interesados en la adopción de estas medidas preventivas”. Hasta ahora, la única medida considerable ha sido la eliminación de algunos cursos donde se preveía un volumen de médicos más alto y de los grupos que se reúnen con frecuencia en el colegio.

“Están pasando por alto que el propio Colegio de Médicos de Madrid es un posible foco de contagios. También han comprobado que fichan a través de un lector de huella dactilar lo que hace que las opciones de propagación del Covid-19 sean aún mayores entre los trabajadores y los profesionales sanitarios”, denuncian a este diario. De ahí que lamenten que sólo se han utilizado las recomendaciones de la Organización Médica Colegial, del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad de Madrid “como palabras bonitas, pero sin valorarlas de verdad para velar por la salud general”.

“Curiosamente durante estos días, en los que desde el gobierno central y autonómico han aconsejado a las empresas la flexibilidad de horarios o el teletrabajo para el cuidado de menores o personas ancianas, desde el Colegio de Médicos nadie ha tenido la opción de tomar dichas medidas”, puntualizan.

Saturación hospitalaria

La falta de previsiones pueden afectar aún más el sensible estado de los hospitales, que ya están desbordados por el efecto del coronavirus. Fuentes médicas del Hospital Universitario Infanta Leonor y del Hospital Universitario La Paz confirman que el volumen de pacientes y los efectos del coronavirus dentro del personal sanitario están generando una situación de emergencia que no se está comunicando a través del Ministerio de Sanidad ni del propio gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

Como ha logrado conocer Periodista Digital, existen al menos tres casos de niños con el Covid-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de distintos hospitales madrileños. A lo que se suma una saturación general de las Unidades de Vigilancia Intensiva (UVI) de ambos hospitales madrileños, por lo que “no hay suficientes respiradores para todos los pacientes que están llegando. Es una vergüenza”, denuncian.

La saturación del sistema está obligando a que los profesionales sanitarios se encuentren valorando la opción de enviar a los pacientes con Covid-19 tanto a Urgencias como a las propias consultas, “es la opción que ocurrirá en las próximas horas o días con mucha probabilidad, ya que no se buscó contener al coronavirus antes y ahora estamos teniendo que hacer frente a un escenario que se nos escapa de las manos”.

El impacto del coronavirus en el Hospital Infanta Leonor y el Hospital Universitario La Paz está obligando a “cerrar los quirófanos y suspender todas las cirugías que no sean de tipo urgente”. ¿El motivo? Aprovechar los espacios de la Unidad de Reanimación (REA) cuando la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) complete toda su capacidad, lo que hará que los anestesistas (quienes verán limitada su actividad por el cierre de los quirófanos) puedan trabajar como intensivistas, según explican en exclusiva a este diario.

Las previsiones de los sanitarios son graves, por lo que esperan que en sólo días también se colapsen los espacios de la Unidad de Reanimación (REA), por lo que tendrán que dar el siguiente paso: tomar la sala de despertar (URPA), espacio habitualmente utilizado en las cirugías ambulatorias que se realizan en el mismo día.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

José Antonio Puglisi

Periodista italovenezolano especializado en economía y periodismo de investigación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído