JUNTOS ATAJAREMOS EL CORONAVIRUS

Una mujer conmueve a la plantilla de un hospital: rechaza despedirse de su marido antes de morir por una honorable causa

"El gesto fue tan desinteresado que me hizo llorar"

Una mujer conmueve a la plantilla de un hospital: rechaza despedirse de su marido antes de morir por una honorable causa

Desde que el coronavirus se transfigurara a pandemia, millones de personas alrededor del mundo han protagonizado dolorosas historias de pérdidas y superación. Algunas de ellas las averiguamos desde nuestros móviles, y otras a través de la pequeña pantalla y medios de comunicación como la revista estadounidense People, que se ha hecho eco del testimonio de una enfermera que desarrolla una encomiable labor en el Centro Médico Ochsner, un hospital de Nueva Orleans (Luisiana, Estados Unidos).

View this post on Instagram

anxiety masking my contentment again as fear seeps through the cracks of my dry, thirsty skin the winds pick up like the Santa Ana’s singing to my nerves to relax i listen to the stillness around me it’s dense and hazy, hard to breathe uneasy about answers I’ve yet to receive until subjectivity guides my insight on every tear that runs free at night racing to my pillow to disperse my lips succumb to the saltiness first reminiscent of the warm pacific ocean I close my eyes to taste the moment as all five senses beg for control it takes a lot to be here now and i wish my mind knew how -bg 📸: @jamesernestomurray . . . . . #photography #art #creative #design #poetry #love #writing #photooftheday #inspiration #lifeimitatesart #california #IGphotooftheday #instagram #iphone #mood #creativity #likeforlike #followforfollow #travel #passion #creativewriting #instagood #fun #mood #instaart #instamood #photo #life #create #traveling

A post shared by Blaire Guidry (@blairemguidry) on

Blaire Guidry narró al semanario la crónica de una mujer cuyo marido, de 70 años, enfermó de COVID-19 y terminó falleciendo a raíz de la infección vírica. Sin embargo, antes de que esto sucediera, decidió no despedirse de él. Dicha determinación generó tal impacto entre el personal sanitario que no pudieron evitar preguntarle por los motivos; la respuesta fue, cuanto menos, sorpresiva: pretendía evitar el despilfarro de mascarillas, puesto que en esa clínica escaseaban.

La joven, que auxilia en la unidad de cuidados intensivos, quiso hacer público el sentimiento de emoción que generó entre los trabajadores:

«Podría haber venido, es el final de la vida del cónyuge y sus hijos podrían haberle despedido, pero ella sabía que tendría que ponerse una mascarilla y no quería porque sabía cuánto las necesitamos (…) El gesto fue tan desinteresado que me hizo llorar«, explicó.

Estados Unidos suma cerca de los 250.000 casos confirmados de coronavirus y ha llorado la muerte de más de 6.000 personas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Carla Calvo

Periodista y Comunicadora Audiovisual por la URJC. Redactora de lifestyle, corazón y eventos en Periodista Digital.

Lo más leído