La Universidad de Cambridge otorga al Ejecutivo PSOE-Podemos la peor gestión del Covid-19

El desastre de España: un Gobierno inepto y 4 errores letales en el peor rebrote de Europa

España es el país del mundo que peor gestionó la crisis del coronavirus Covid-19, entre los meses de marzo y mayo, y el que ha cometido los errores más graves en julio de 2020

El desastre de España: un Gobierno inepto y 4 errores letales en el peor rebrote de Europa

España es el país del mundo que peor gestionó la crisis del coronavirus Covid-19, entre los meses de marzo y mayo de 2020, según un nuevo informe internacional elaborado por la Universidad de Cambridge y todo indica que también ha sido el más desastroso en julio, lo que explica la aterradora eclosión de rebrotes que estamos padeciendo ahora.

Los principales expertos internacionales coinciden en que la ineptitud del Gobierno PSOE-Podemos mezclada con el coronavirus componen un cóctel letal.

Con una tasa de contagios que llega a triplicar la de los países de nuestro entorno, España se enfrenta a un ciclo de brotes pandémicos que en los últimos días ha puesto de manifiesto la improvisación con que el Ejecutivo inauguró su «nueva normalidad», sin habilitar el plan B que en tantas ocasiones le pidió el Partido Popular como alternativa al estado de alarma, el encierro generalizado de la población y la inactividad económica.

La semana pasada España se convirtió en el país de la Unión Europea con mayor número total de casos en las últimas dos semanas. Un drama que se ha agravado en los últimos siete días, según datos de la propia Organización Mundial de la Salud.

La situación es especialmente sangrante habida cuenta de que otros países han conseguido evitar los rebrotes hasta el momento.

Italia, que durante meses ha sido el «enfermo de Europa», lleva desde comienzos de verano conteniendo los nuevos casos en torno al límite de los 300, al igual que Portugal.

Y hay naciones  en los que la curva sigue cayendo: es el caso de Suecia, cuya controvertida política epidemiológica llegó a ponerla por debajo de España, pero que ahora nos adelanta.

Analizando nuevos casos diagnosticados por millón de habitantes, como hace la Universidad Johns Hopkins (EEUU), España emerge de nuevo como el escenario más patético del Viejo Continente, con un culpable evidente que es el Gobierno Sánchez y cuatro motivos principales:

  • Rastreadores insuficientes
    Una de las principales desigualdades entre Comunidades en España la encontramos en la capacidad para rastrear los contactos de pacientes que dan positivo en los tests PCR y contener de este modo los brotes. Como revelaba recientemente un informe del Instituto de Salud Carlos III, en las Islas Canarias se localizan hasta 27 personas a partir del ‘paciente cero’, pero en Cataluña, donde se ha anunciado una contratación adicional de 500 profesionales, y en Madrid, con un refuerzo que no llega a 200 personas, se localizan en el mejor de los casos dos o tres contactos.
  • Colapso de la Atención Primaria
    Los profesionales sanitarios de Atención Primaria llevan semanas denunciando situaciones como la carencia de contrataciones de personal suplente para el verano. Además del flujo de pacientes habitual y de los casos acumulados de pacientes crónicos no atendidos durante el confinamiento, se han incrementado las visitas de quienes afirman haber tenido contacto con una persona que ha dado positivo. «Tenemos una gran carga de trabajo y lo hacemos con la mitad de la plantilla», denunciaba Vicente Baos, médico de atención primaria en el Centro de Salud Collado Villalba-Pueblo».
  • Descontrol del ocio nocturno
    El 32% de los rebrotes están relacionados con «el ocio, discotecas, grandes fiestas», así como con las reuniones familiares, según alertaba este mismo lunes Fernando Simón, director del Centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad. Los festejos a puerta cerrada se han convertido en focos evidentes, y la problemática ha llevado a varias comunidades a endurecer medidas: del cierre del ocio nocturno en Aragón al registro de clientes que proponen los empresarios, una medida que ayudó a contener el brote en Itaewon, la zona de copas de Seúl (Corea del sur).
  • El fiasco de la app
    La medida coreana que España no tiene posibilidad de replicar, sin embargo, es la de la app para que cada ciudadano se someta a control. Los esfuerzos por coordinar una aplicación europea compatible en todos los países no han sido secundados con mucho entusiasmo por nuestro país, que finalmente se abrió al turismo sin tener en marcha un sistema de rastreo y diagnóstico de los recién llegados. Según fuentes de Sanidad, se llegó a temer un «colapso de Urgencias» en caso de que las apps lanzasen demasiadas alertas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído