LA BATALLA DE LA CAPITAL DE ESPAÑA Y LA PESTE CHINA

Isabel Díaz Ayuso: «Confinar totalmente Madrid no es posible, nos estamos arruinando»

El ministro socialista Illa asegura que "hay que actuar ya" en Madrid: "Cuanto más tardemos, peor será"

Isabel Díaz Ayuso: "Confinar totalmente Madrid no es posible, nos estamos arruinando"
Ayuso, Sánchez, Iglesias y ek coronavirus PD

No se hacen prisioneros. La batalla entre el Gobierno PSOE-Podemos y el de la Comunidad de Madrid, con el telón de fondo de la gestión de la pandemia de coronavirus, ha vivido este domingo 27 de septiembre de 2020 un nuevo episodio, después de que la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, haya vuelto a descartar el confinamiento total ante el avance del coronavirus.

Obediente a su jefe Pedro Sánchez y cambiando otra vez de criterio, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha instado a la dirigente madrileña por tercera vez en dos días a que adopte medidas más restrictivas cuanto antes.

En dos entrevistas simultáneas en Antena 3 y La Sexta, Ayuso e Illa han puesto en evidencia las discrepancias entre ambos ejecutivos. Así, mientras la presidenta de Madrid ha mantenido su rechazo al cierre total ante el riesgo de la ruina económica, el titular de Sanidad ha advertido que el Gobierno valorará la situación y actuará «en consecuencia» si no se siguen las recomendaciones de su departamento.

Ayuso ha asegurado que «en la primera etapa de la pandemia, confinar fue fácil pero aún vivimos las consecuencias, nos estamos arruinando. Madrid no se puede cerrar sin más».

«El confinamiento total no es posible», ha subrayado Ayuso en la entrevista, en la que ha defendido que Madrid tiene «una estrategia muy clara», que pasa porque «las personas que están contagiadas se pongan en cuarentena y avisen a su familia» mientras el resto puedan seguir «adelante con sus vidas».

Para ello, ha asegurado que Madrid cuenta con cinco millones de test que empezarán a realizarse a la población este martes, comenzando por el barrio de Vallecas. Pero asegura que para ello necesitan apoyo del Gobierno. «Necesitamos legislación, que nos ayuden para que, cuando una persona esté contagiada, se cumplan las cuarentenas», pues «si los contagiados se quedan en casa, pronto doblegaremos la curva», ha añadido.

También ha criticado al Gobierno de Pedro Sánchez por «romper unilateralmente» la unidad que habían alcanzado en su encuentro del pasado lunes y atribuye a «motivos políticos» el que Sanidad le pida confinar municipios con incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, incluyendo la capital.

Illa pide «actuar con determinación»

Mientras, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha evitado responder sobre si el Gobierno se prepara para intervenir Madrid pero ha pedido de nuevo al Gobierno regional que endurezca sus medidas: «Hay que actuar ya; si no, será peor», ha afirmado.

«No le voy a anticipar ningun escenario, si no se adoptan valoraremos la situacion y actuaremos en consecuencia», ha añadido el ministro, quien ha vuelto a insistir en que las recomendaciones de Sanidad se basan exclusivamente en «criterios científicos».

En ese sentido, Illa ha asegurado que los criterios para llevar a cabo restricciones «son los mismos en toda España» pero que requieren «una evolución en conjunto» y la atención a las «especiales características de cada territorio».

El ministro ha afirmado que la Comunidad de Madrid tiene «todo el apoyo» del Gobierno central «pero tiene que escuchar las recomendaciones y dejarse ayudar» .

Illa cree que no se equivocó al comparecer el viernes de forma simultánea con el viceconsejero de Salud Pública de Madrid, Antonio Zapatero, y ha asegurado que a él no le gustan las confrontaciones, ni las polémicas, porque se siente mucho más cómodo en un tono de cooperación.

«Pero hay que ser claro -ha advertido-, en Madrid hay que actuar con determinación, hay que tomar el control de la pandemia y las recomendaciones se basan en la experiencia acumulada».

Tensión en aumento

Las tensión entre ambas administraciones ha ido en aumento desde el viernes, cuando la Comunidad de Madrid anunció la ampliación de las nuevas restricciones a la movilidad a ocho zonas sanitarias más -en total son 45 que suman una población de 1.025.000 personas-, mientras el ministro de Sanidad, en una rueda de prensa simultánea, aconsejaba el cierre de la capital y de los municipios con una incidencia de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes.

El sábado, Salvador Illa volvió a comparecer, instando a Madrid a revisar sus medidas ante una «situación de grave riesgo sanitario», asegurando que había que «tomar el control de la pandemia».

Este mismo domingo, el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha llamado a Illa y a la ministra de Exteriores, Carolina Darias, para intentar reconducir la situación y ha pedido «un alto el fuego político» entre ambas administraciones.

Según confirmaron fuentes de Moncloa a RTVE, el Gobierno estudia tomar el mando sanitario de esta comunidad autónoma si no se lleva a cabo un endurecimiento de las medidas. Para ello, se ampararía en el artículo 65 del Real Decreto de Nueva Normalidad, aprobado en junio, que faculta al Ministerio de Sanidad a tomar las medidas necesarias en «situaciones de especial riesgo o alarma para la salud pública».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído