UN DESASTRE

La izquierda ataca al Zendal y calla con los ‘hospitales fakes’ de Puig: hasta gatos en su interior

Los médicos temen que los felinos generen contaminación y afecten a pacientes y sanitarios

La izquierda ataca al Zendal y calla con los 'hospitales fakes' de Puig: hasta gatos en su interior
Un gato se pasea a su antojo por el Hospital de campaña de Castellón. Twitter

La izquierda, sus numerosos medios afines, los contertulios ‘bienpagados’ o los sindicatos arremeten (cuando no boicotean) contra el Hospital Isabel Zendal sin ningún argumento real u objetivo y callan, después de que el actual Estado de Alarma transfiriese gran parte de las competencias sobre la pandemia a las Comunidades Autónomas, ante una de las peores gestiones sanitarias de toda Europa: la del socialista Ximo Puig en la Comunidad Valenciana.

Puig, con las medidas restrictivas más duras de toda España, ha atesorado el dudoso récord de ser la región europea con la mayor incidencia del virus. Pero es que en gestión de recursos sanitarios la cosa ha sido ya de risa: sus tres hospitales de campaña (carpas) en Alicante, Castellón y Valencia, han estado prácticamente inoperativos por no ser adecuados para la atención de enfermos, que en muchas ocasiones han estado expuestos a las inclemencias del tiempo (lluvía, frío, viento…)

Y ahora conocemos, así lo detalla el valenciano Las Provincias, personal sanitario alerta de la presencia de gatos en el hospital de campaña de Castellón, felinos que llegan a introducirse en almacenes de la instalación buscando cobijo o comida. Desde la Conselleria de Sanidad, sin embargo, aseguran que sí se detectó la presencia de gatos en las inmediaciones del hospital de campaña con anterioridad al ingreso de pacientes.

En ese momento se llevó a cabo un trabajo de desinfección específico y limpieza (las tareas de limpieza son diarias) y desde que el recinto empezara a acoger pacientes no se ha registrado, de nuevo, su presencia, ni siquiera después de que dejara de albergar enfermos, siempre según la versión de la conselleria. Por contra, personal sanitario insiste en que esta misma semana se han visto gatos en la zona y, al menos, uno de ellos, de color negro y de tamaño medio, en uno de los almacenes de la citada instalación.

El problema, según advierten, radica en que estos gatos pueden tener parásitos como piojos y podrían depositarlos en el interior del recinto, aunque aseguran que no acuden cuando hay usuarios (por ejemplo, durante la vacunación) ni a las zonas de pacientes, y que suelen aparecer por las tardes.

Los médicos temen que los felinos generen algún tipo de contaminación o problema en el interior de las instalaciones. Frente a ello, desde la conselleria señalan que, si se hubiese detectado la presencia de felinos de nuevo (el recinto cuenta con vigilancia las 24 horas del día), se habría dado traslado al Ayuntamiento de Castellón, competente en el control de animales callejeros; aspecto que no ha sido necesario. Y subrayan también que ningún gato ha accedido a zonas con ropa de cama, explica el mencionado diario valenciano.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído