La Casa Blanca busca evitar que exista escasez entre sus ciudadanos

Ningún país podrá contar con Remdesivir para sus pacientes con COVID-19: EEUU se lo ha comprado todo

La ‘jugada’ de la Administración de Donald Trump hace que ningún otro país podrá acceder a este medicamento en los próximos tres meses

Ningún país podrá contar con Remdesivir para sus pacientes con COVID-19: EEUU se lo ha comprado todo
Donald Trump PD

Estados Unidos no está dispuesto a que sus ciudadanos vivan la escasez de medicamento.

La Administración de Donald Trump compró casi todo el stock mundial de Remdesivir, uno de los dos medicamentos que funcionan contra COVID-19.

Una decisión que dejará sin abastecimiento al resto del mundo por, al menos, tres meses.

Los expertos y los activistas se mostraron alarmados por la acción unilateral de Estados Unidos con Remdesivir.

En este sentido, temen que se pueda repetir un escenario similar en el caso de que una vacuna esté disponible. 

La Administración de Donald Trump se ha mostrado dispuesta a no andarse con medias tintas para asegurarse las medicinas que necesita Estados Unidos para hacer frente a la pandemia.

«Tienen acceso a la mayor parte del suministro de medicamentos [de remdesivir], por lo que no hay nada para Europa», denuncia el doctor Andrew Hill, investigador visitante de la Universidad de Liverpool.

Remdesivir, el primer medicamento aprobado por las autoridades de licencias en los EEUU para tratar a COVID-19, es fabricado por Gilead y se ha demostrado que ayuda a las personas a recuperarse más rápido de la enfermedad.

Es importante recordar que las primeras 140.000 dosis, suministradas para ensayos en todo el mundo, se han agotado.

La administración Trump ahora ha comprado más de 500.000 dosis, que es toda la producción de Gilead para julio y el 90% de agosto y septiembre.

«El presidente Trump ha llegado a un acuerdo sorprendente para garantizar que los estadounidenses tengan acceso al primer tratamiento terapéutico autorizado para COVID-19», celebró el secretario de salud y servicios humanos de Estados Unidos, Alex Azar. 

“En la medida de lo posible, queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite Remdesivir pueda obtenerlo. La administración Trump está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para aprender más sobre las terapias que salvan vidas para COVID-19 y asegurar el acceso a estas opciones para el pueblo estadounidense «.

El fármaco, que se creó para el Ébola pero no funcionó, está patentada por Gilead, lo que significa que ninguna otra compañía en los países ricos puede hacerlo. 

El costo es de alrededor de 3.200 dólares (2.800 euros) por tratamiento de seis dosis, según el comunicado del gobierno de EEUU.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído