La ocupación de camas uci en los hospitales españoles supera el 36%

El ministro Illa posterga en la vacunación a los sanitarios porque sólo hay dosis para mayores de 80 años

Entre el personal sanitario, Sanidad indica que hay que priorizar a los profesionales que trabajan en hospitales y atención primaria "no considerados de primera línea"

El ministro Illa posterga en la vacunación a los sanitarios porque sólo hay dosis para mayores de 80 años
El ministro Illa. PD

No aciertan una. La cepa británica, que según el ‘experto’ Simón no era nada serio, representa ya el 5% de los contagios en España.

El propio Ministerio de Sanidad considera ahora “muy alto” el riesgo de diseminación de la variante y teme que ocasione un mayor número de ingresos hospitalarios.

El ministro Illa, que anda metido de hoz y coz en las elecciones autonómicas catalanas y no parece saber por dónde vienen los palos, suspendió en su día una compra masiva de jeringuillas cuya falta hace ahora perder una de cada seis dosis de vacuna.

Y los cálculos oficial, han sido un pufo total

El Ministerio de Sanidad ha actualizado este viernes, 22 de enero de 2021, el plan de vacunación, en el que ha introducido relevantes cambios en el orden de inmunización, en un contexto en el que admite como una «complicación» del proceso por la «limitación» de dosis y las alteraciones que se están produciendo en el suministro.

También en plena y virulenta tercera ola y teniendo en cuenta que ellos son los que más deben ser hospitalizados y fallecen por coronavirus, pide a las comunidades autónomas que empiecen a vacunar a las personas mayores de 80 años «en el menor plazo de tiempo posible».

Por el contrario, relega a la segunda fase de vacunación, la que empezará en marzo, a uno de los subgrupos en los que se dividió al personal sanitario, aquellos que no son de primera línea y que serán vacunados más adelante en una categoría distinta, como «trabajadores esenciales».

Se trata de la segunda actualización de la estrategia de vacunación, que se produce a medida que avanza el proceso.

Todavía en la actual primera fase, Sanidad indica que las comunidades deben continuar vacunado a las personas que queden de los grupos prioritarios -residentes y personal sanitario y sociosanitario que trabaja en residencias de mayores y de atención a grandes dependientes, sanitarios de primera línea y grandes dependientes no institucionalizadas-.

Entre el personal sanitario, Sanidad indica que hay que priorizar a los profesionales que trabajan en hospitales y atención primaria «no considerados de primera línea».

En la actual primera fase también apunta a que deben recibir ya su dosis los dentistas y personal auxiliar y otros sanitarios que «atienden sin mascarilla durante más de 15 minutos».

El resto de persona sanitario que no sea considerado de primera línea y que no trabaje en hospitales, ni centros de atención primaria ni en clínicas dentales será considerado «personal esencial» y será vacunado en la segunda etapa, que se espera que empiece a partir del mes de marzo.

Por otra parte, la revisión del documento de vacunación reitera que la inmunización se consigue tras la inoculación de dos dosis, que en el caso de Pfizer deben suministrarse separadas de 21 días y en el de Moderna, de 28. La segunda dosis debe ser de la primera vacuna que la primera.

UCIS TOPADAS

La situación de una buena parte de los hospitales españoles es desesperante.

Faltan manos para atender a tantos enfermos, principalmente en las unidades de críticos, las ucis, que están soportando, de nuevo, una presión que está llevando al límite a los profesionales sanitarios.

Las redes sociales están llenas de relatos angustiosos de profesionales que, tras terminar su jornada, claman impotentes por no volver a revivir una situación similar a la de la primera ola y, muchos, peor que la de entonces.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Sanidad, en este momento la ocupación de camas uci en los hospitales españoles supera el 36%, con grandes diferencias entre comunidades, que oscilan entre 13,32% de Canarias y el 60% de Cataluñaa y La Rioja. En medio, siete comunidades por encima del 36% de media. Además, Valencia (57,5%), Melilla (47,5%), Madrid (46%), al igual que Castilla-La Mancha, Baleares (43,5), Castilla y León (37%) y Extremadura, que supera el 35,6%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído