Los beneficios del CBD para la piel

Aceite CBD
Aceite CBD

Últimamente, está muy de moda hablar del CBD y de sus propiedades curativas. Se acumulan los estudios y los testimonios acerca de sus propiedades como sustancia relajante y antiinflamatoria, e incluso de los beneficios que este principio activo produce en pacientes con ‘Alzheimer’ y demencias.

Sin embargo, son menos conocidos sus efectos en el tratamiento de algunas enfermedades cutáneas, y la creciente utilización del CBD para hidratar y tonificar la piel del rostro, especialmente cuando el cutis es atópico o muy sensible.

El CBD y la piel

Como hemos dicho, la actividad antiinflamatoria del CBD es muy notable. Su utilidad en el tratamiento de trastornos cutáneos no infecciosos, como el eczema y la psoriasis es bien conocida. Se trata de trastornos inflamatorios que mejoran mediante la aplicación tópica de CBD en las zonas afectadas, y mediante la administración oral de CBD.

Adicionalmente, se ha comprobado que aquellas personas que toman aceite CBD para calmar la ansiedad, solucionar el insomnio o para tratar algún dolor, experimentan, como efecto colateral, una mejoría espontánea en el estado general de su piel, y muy especialmente en el de su cutis.

Cremas de CBD

Este hecho ha provocado que diversas empresas cosméticas se hayan lanzado a desarrollar cosméticos faciales que incluyen el CBD como uno de sus principios activos.

Estas cremas están especialmente indicadas para pieles atópicas y sensibles, que se benefician de la actividad antiinflamatoria de este principio activo, reduciendo los enrojecimientos, descamaciones y picores, lo que provoca una mayor hidratación y tersura.

Además, el CBD es una sustancia relajante, por lo que un efecto añadido es una distensión de la expresión facial, lo que evita la proliferación de arrugas y patas de gallo, suavizándolas y haciéndolas menos visibles.

Actualmente se comercializan diversas cremas con CBD, diseñadas para pieles atópicas, secas y grasas. Igualmente, hay disponibles cremas para rostros jóvenes y maduros. Tan solo es cuestión de dejarse asesorar por los especialistas, y escoger la más adecuada.

Hidrata tu piel con aceite de CBD

Una alternativa válida es usar aceite de CBD, e iniciar un tratamiento intensivo simultáneo, por vía oral y tópica.

Consiste en ingerir diariamente unas pocas gotas de aceite CBD, siguiendo las pautas de dosificación indicadas en los prospectos, aunque lo más idóneo es consultar la posología con un terapeuta especializado en el tema. Esto último es importante, ya que no todos los aceites comercializados tienen la misma concentración de CBD.

Simultáneamente, realizaremos nuestras aplicaciones diarias de cremas para el cutis, con las pautas habituales. No cambiaremos nuestras cremas faciales, sino que seguiremos utilizando las que ya sabemos que son adecuadas para nuestro rostro.

EL truco consiste en aplicar un poco de crema sobre la palma de la mano, y añadir dos o tres gotitas de aceite de CBD, de baja concentración. Frotamos las palmas hasta que el aceite se mezcle bien con la crema, y después extenderemos la mixtura sobre el cutis, con los movimientos semicirculares habituales.

No vamos a garantizar resultados mágicos, pero te aseguramos que, con este procedimiento, en unos pocos días tu rostro y tú notaréis la diferencia.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Manuel Trujillo

Periodista apasionado por todo lo que le rodea es, informativamente, un todoterreno

Lo más leído