El granito, roca con alto contenido en uranio.

Peligro invisible

Las concentraciones de radón en la Sierra de Guadarrama son altas

Ha saltado la alarma. Un estudio en Torrelodones confirma que el radón es la segunda causa de cáncer de pulmón, inmediatamente después del tabaco. El estudio ha sido realizado por la Universidad de Cantabria y la Universidad de Babes-Bolyai (Rumanía).

Y es que en Torrelodones, igual que algunas zonas de Galicia, Salamanca o Cáceres, está asentada sobre suelo granítico. Lo que en principio podría ser un sitio ideal para vivir, puede llegar a ser una trampa radioactiva. El granito, tal y como nos enseñan en el colegio, contiene cuarzo, feldespato y mica. Lo que no nos cuentan es que es una de las rocas con mayor contenido en Uranio natural 238 (no confundir con el Uranio 235 que se usa como combustible en las centrales nucleares).

El uranio natural contenido en el granito es muy estable, pero eso no impide que una pequeña parte decaiga en el elemento radio, que posteriormente decae a radón gas. Este radón se puede colar fácilmente en las viviendas a través de grietas en la estructura del edificio y ser inhalado por personas. Dicha incorporación al organismo y -en especial- a los pulmones supone una contaminación radioactiva.

Una vez en nuestro organismo, el radón -bastante inestable- tarda algo menos de 4 días en convertirse en polonio 212, este se desintegra en tres minutos en plomo 214 que, a su vez, tarda menos de 27 minutos en transformarse en bismuto 214. En otras palabras, una persona respirando aire contaminado con radón pasará a tener en unos minutos partículas sólidas en sus pulmones.

En palabras de Javier Queró, del Ayuntamiento de Torrelodones, consultado por Periodista Digital:

  • «Desde el 2006, llevamos tomando medidas al respecto», y añade que: «Éstas consisten fundamentalmente en el sellado de grietas y una mejora de la ventilación, además de otras medidas como un mejor aislamiento»

El estudio mencionado fue realizado en esa localidad de la sierra de Madrid, no obstante la radiación es más intensa en aquellas poblaciones que se encuentran más próximas a la Pedriza, como Manzanares el Real, Alpedrete o Moralzarzal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) establece un límite para el radón de 100 becquerelios por metro cúbico, exposición con creces superada por las viviendas del entorno de la Pedriza.

En cualquier caso, las personas recibimos radioactividad a diario y de multitud de fuentes. Desde el calcio radiactivo contenido en nuestros huesos, una radiografía, o la simple exposición al sol.

¿Por qué es mala la radioactividad?

Cuando un elemento es radioactivo, es inestable y por lo tanto es energéticamente favorable que decaiga en otro más estable. Estos procesos llamados «decaimientos radioactivos» consisten en la eyección de una o más partículas a grandes velocidades. La peligrosidad de la radiación depende fundamentalmente de la capacidad de penetración de la partícula y de su tamaño.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído