Retrasan la degradación de algunos contaminantes orgánicos

El cáncer de próstata es más frecuente en climas fríos y lluviosos

Una baja exposición a los rayos ultravioleta provoca deficiencias de vitamina D

El cáncer de próstata es más frecuente en climas fríos y lluviosos
Hombre con paragüas.

Investigadores de la Universidad de Idaho, en Estados Unidos, aseguran que los climas fríos y lluviosos pueden estar relacionados con una mayor incidencia de cáncer de próstata, alegando que las bajas temperaturas retrasan la degradación de algunos contaminantes orgánicos, como pesticidas o subproductos industriales, relacionados con la aparición de estos tumores.

Además, y según las conclusiones de estos expertos, publicadas en el ‘International Journal of Health Geographics’, una baja exposición a los rayos ultravioleta provoca deficiencias de vitamina D y un mayor riesgo de cáncer.

De este modo, explicó la autora de ambas hipótesis Sophie St-Hilaire, se explicaría por qué los tumores de próstata son más frecuentes en el Hemisferio Norte, donde uno de cada seis hombres padecerá un cáncer de este tipo a lo largo de su vida.

El objetivo de esta experta era analizar la correlación entre diferentes parámetros meteorológicos y la incidencia del cáncer de próstata en diferentes regiones de Estados Unidos, detectando que «el clima más frío y la escasez de precipitaciones, se correlacionaron con el cáncer de próstata».

«Aunque no podemos decir exactamente por qué existe esta correlación, las tendencias son consistentes con lo que cabría esperar dados los efectos del clima en la deposición, la absorción y la degradación de contaminantes orgánicos persistentes como los plaguicidas.»

Igualmente, como hipótesis adicional para la distribución Norte-Sur del cáncer de próstata ha apuntado que los hombres que viven más al norte presentan niveles bajos de vitamina D:

«otra condición meteorológica que también puede afectar seriamente la incidencia del cáncer de próstata.»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído