Expertos en gripe A demandan cooperar más en detección y vacunación tempranas

Expertos en gripe A demandan cooperar más en detección y vacunación tempranas
. Agencia EFE

Expertos en gripe A de México, EE.UU. y Canadá conmemoraron hoy el primer aniversario de la alerta declarada en el primero de esos países, y se comprometieron a colaborar más de cerca en aspectos clave como la detección y vacunación tempranas ante nuevos virus.

En el auditorio de la Academia Nacional de Medicina de México, donde se celebró el simposio «Lecciones aprendidas para la seguridad de América del Norte», los especialistas señalaron que es necesario acelerar la producción de vacunas y un reparto equitativo de las mismas.

El subsecretario del Departamento de Salud de EE.UU., Gerald W. Parker, dijo que «debe continuar» el modo de trabajo que hubo ante la nueva gripe, basado en «fuertes asociaciones» y mecanismos formales que fueron complementados con una «interacción personal y profesional» que fue «crucial y crítica» ante el H1N1.

Los expertos admitieron que había planes desde 2003 para enfrentar una posible llegada de la gripe aviar, pero que se vieron sorprendidos cuando el nuevo virus, de baja letalidad, fue detectado en la misma Norteamérica.

El 15 de abril un laboratorio de California registró el caso de virus «muy diferente» a los que se conocían de la gripe en un niño de 10 años que se recuperó, explicó Nancy Cox, jefa de la división de influenza del Centro de Control de Enfermedades (CDC, en inglés).

Dos días después, sucedió lo mismo en una niña de 9 años, que también sanaría, y poco después se comprobaría que el mundo estaba ante un nuevo virus, el H1N1, que derivaría en una pandemia.

Cox explicó que un virus tan mutable como el de la influenza representa un enorme reto para la humanidad, sobre todo en cuanto a detección y a la vacuna.

«Estos nuevos patógenos que aparecen, con frecuencia de la población animal, tienen potencial epidémico o pandémico», recordó la experta, que demandó más inversión tecnológica en laboratorios para dar pronto con ellos.

Con relación a las vacunas admitió que el mundo necesita «un desarrollo más rápido» de las mismas, «una disposición más temprana, antes de que ocurra la enfermedad en una segunda ola», y «equidad en su distribución».

En el caso de su país, el H1N1 fue aislado el 26 de abril de 2009 y las primeras vacunas sólo estuvieron disponibles el 5 de octubre, más de cinco meses después.

«Puede que nunca seamos capaces de tener una vacuna a tiempo para una primera ola de la enfermedad, sí para la segunda. Creo que es algo que se puede conseguir», señaló.

Sobre el mismo asunto el viceministro mexicano de Prevención y Promoción de la Salud, Mauricio Merino, dijo que la lenta llegada de las primeras vacunas fue «un talón de Aquiles para todo el mundo».

Por su parte, el director del Laboratorio Nacional de Microbiología de la Agencia de Salud Pública de Canadá, Graham Tipples, sostuvo que la gran lección aprendida por la gripe A es que es necesario «trabajar como un equipo, enfocados en un objetivo común».

Al término del acto el ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova, hizo ante la prensa un «balance positivo» de la epidemia a un año de ser declarada la alerta sanitaria en su país, y consideró que las medidas de contención fueron correctas.

«El número de casos que tenemos confirmados hasta ahora es de 72.468 (…) La cifra de personas fallecidas está ahora en 1.203. Es mucho más abajo de lo que esperábamos, que podían ser hasta 5.000 personas las que pudieran fallecer», agregó.

A futuro prometió que el Gobierno mexicano trabajará por afianzar un nuevo concepto de seguridad sanitaria que integre a especialistas en salud, agricultura, ganadería y medio ambiente.

Finalmente, manifestó que la gripe A ha entrado en una fase de «estabilidad», por lo que anunció que pronto será levantada la situación de alerta vigente desde el 23 de abril de 2009.

«Prácticamente ya en varias de las acciones no se aplica (el decreto de emergencia) y vamos a dar ya esto por terminado muy pronto, en cuando se establezca levantar la alerta», concluyó.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud del pasado 16 de abril, la gripe A ha dejado al menos 17.798 muertos en el orbe.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído