Descubren mecanismos que ayudarán a entender el origen del alzhéimer

Un grupo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha hallado el mecanismo por el que se regulan dos enzimas, llamadas «Rsp5» y «Ubp2», que activan o desactivan la actividad del proteasoma, el complejo multiproteico encargado de destruir las proteínas.

La investigación, portada del último número de «Molecular Cell», permitirá entender mejor cómo se regula el equilibrio celular y la génesis de algunos tipos de cáncer y de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer.

Según informó el CSIC, todas las células eucariotas tienen un sistema para destruir las proteínas defectuosas o aquellas que, tras ser usadas, ya no son necesarias, pero aún se sabe muy poco de cómo funciona.

En la destrucción de proteínas hay dos actores principales: los proteasomas, complejos multiproteícos encargados de degradar las proteínas inservibles, y la ubicuitina, una proteína de pequeño tamaño que forma cadenas que, a modo de etiqueta, «marcan» las moléculas que deben ser eliminadas.

Éstas son reconocidas entonces por alguno de los receptores del proteasoma (sus «puertas de entrada») y, tras retirar la ubicuitina, son degradadas y sus restos expulsados para ser utilizados en otras funciones celulares.

«Si este mecanismo destructor falla, se acumulan en el interior de la célula muchas proteínas que deberían ser eliminadas, la célula colapsa y puede desarrollar múltiples patologías», explica el científico del CSIC Bernat Crosas, director de la investigación.

Mediante el estudio de células de levadura, los investigadores han descubierto que las dos enzimas antes citadas son responsables de abrir y bloquear, respectivamente, uno de los receptores del proteasoma, el «Rpn10».

Se cree que algunas enfermedades neurodegenerativas caracterizadas por una acumulación anómala de proteínas que no se degradan podrían estar relacionadas con una disminución de la actividad de los proteasomas. Un ejemplo es el alzhéimer, caracterizado por la formación de agregados de proteína amiloide.

La investigación del proteasoma es también una línea puntera en el tratamiento de algunos cánceres y se sabe además que algunos tipos de cáncer interfieren sobre la actividad del proteasoma.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído