Recuperar el pelo en Turquía, la opción de moda

Recuperar el pelo en Turquía, la opción de moda
Modelo Pixabay

Gracias al boom de los injertos de pelo en Turquía la alopecia ha dejado de ser un problema. Sanantur Clinic se han convertido en la primera y única empresa española en abrir un hospital propio en Turquía, ofreciendo precios muy competitivos por sus servicios con todo incluido además de múltiples posibilidades de financiación, la opción ideal tanto para los bolsillos más apretados como para las personas más desconfiadas.

Y es que las cifras hablan por sí solas, pues ya son más de 10.000 españoles los que cada año deciden recorrer los 4000 kilómetros que nos separan de la República de Turquía para recuperar la cabellera, y las cifras indican que el número de pacientes no para de ascender, pues no hay que olvidar que la alopecia es un problema muy serio en España que afecta a más del 40% de la población, tanto a hombres como a mujeres.

¿Por qué en Estambul y no en España?

Sencillamente por el precio, pues el coste de un tratamiento de implante capilar de estas características en España puede costar hasta tres veces más que en Turquía. Estos precios se sustentan gracias a los bajos costes de la mano de obra (acordes con el nivel de vida en Turquía) y a la ayuda del gobierno turco, que está ofreciendo subvenciones y llevando a cabo importantes inversiones de dinero para la construcción de nuevos hospitales que cuenten con las últimas tecnologías con el fin de incentivar el turismo sanitario en el país.

Los precios tan económicos y las posibilidades de financiación que está ofreciendo el mercado, están consiguiendo que incluso personas que no tenían ningún tipo de complejo por la falta de cabello y que jamás se habían planteado hacerse un injerto capilar, se animen ahora a formar parte de esta moda sin precedentes.

El precio es sin duda el principal atractivo y el responsable de que el injerto capilar en Turquía se haya convertido en una tendencia cada vez más extendida en nuestro país, pero existen otros muchos motivos de peso como los que vamos a comentar a continuación.

Paquetes con todo incluido

El precio no solo incluye el coste del tratamiento, sino el de todos los gastos derivados del desplazamiento a Turquía. Los vuelos de ida y vuelta, los traslados entre el aeropuerto, el hospital y el hotel con chófer privado, atención en español con la ayuda de un traductor, alojamiento en hotel con régimen de desayuno incluido, consultas y analíticas, anestesia local, tratamiento post-intervención, certificado de garantía de 25 años y seguimiento personalizado durante el primer año.

Estos paquetes se pueden modificar e incluso adaptar para que la persona que se realice el injerto capilar pueda llevar un acompañante hasta Estambul que le acompañe durante todo el proceso. El precio de los paquetes también pueden variar dependiendo del número de folículos y de la técnica utilizada para los injertos.

Diferentes técnicas

Se puede elegir entre la técnica FUE y la DHI. La más conveniente para cada paciente depende de factores muy personales e individuales, como el tipo de piel, la cantidad de injertos que se van a implantar, el tipo de pelo, la zona a tratar, etc.

La principal diferencia entre el método DHI (acrónimo de Direct Hair Implant, y en español: Implantación Directa de Cabello) y la técnica FUE (acrónimo de Follicular Unit Extraction, y en español: Extracción de Unidades Foliculares) se encuentra en los protocolos de extracción y en el método de implantación, aunque el proceso de extracción en sí es bastante similar.

Aunque el DHI sea el método más nuevo e innovador, ambos tienen sus ventajas y sus inconvenientes. Lo mejor del DHI es que es más preciso, que no es invasivo, y que por lo tanto, tiene una mejor recuperación, pero por otro lado, la duración de la intervención es mayor y el número de folículos que se pueden implantar es limitado.

Efectividad el tratamiento

Este tipo de tratamientos siempre ha despertado muchas dudas y cierta desconfianza en cuanto a la efectividad real del mismo, pero los resultados tan favorables que se están obteniendo en los pacientes que han sido implantados hace varios años ya, están consiguiendo que el interés crezca y se expanda muy positivamente.

Las diferentes fases y evolución del trasplante capilar

Durante el segundo y el tercer mes, una vez que hayan desaparecido la hinchazón y el enrojecimiento natural de la zona afectada tras la intervención, se suelen caer los cabellos que han sido trasplantados. Por lo general, es a partir de los tres meses cuando comienzan a crecer los cabellos más débiles, que aunque son bastante finos en su fase inicial, se fortalecerán con el tiempo. Posteriormente, a los seis meses aproximadamente, es cuando aparecen los cabellos más gruesos, pero no será hasta un año después de la intervención cuando se comiencen a ver los resultados reales y definitivos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído