Pajín hace un llamamiento a políticos y CCAA para garantizar la sostenibilidad del SNS

La ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, hizo este martes un llamamiento a parlamentarios y comunidades autónomas para que unan sus fuerzas y consigan mediante el diálogo afrontar desafíos como el de la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), creado por la Ley General de Sanidad, que ahora cumple un cuarto de siglo.

Precisamente para homenajear a esta ley y a su impulsor, el asesinado por ETA en el año 2000 Ernest Lluch, se celebró hoy un acto en el Congreso de los Diputados en el que participaron, además de la ministra, el presidente de la Cámara, José Bono, el presidente de la Comisión de Sanidad de esta Cámara, Gaspar Llamazares, y Luis María de Puig, vicepresidente de la Fundación Ernest Lluch.

En su intervención, la titular de Sanidad señaló que si bien estos días deben ser de celebración y de reconocimiento a la Ley que universalizó la sanidad gratuita de que gozan hoy todos los españoles, no hay que situarse «en la autocomplacencia» y sí «trabajar duro» para afrontar desafíos como el de la crisis económica o el del envejecimiento de la población, desde las políticas de salud.

Y para encarar estos desafíos, Pajín apostó por seguir impulsando iniciativas conjuntas de ahorro que aseguren que «se gasta bien» y que permitan incrementar los recursos económicos para el buen funcionamiento del Sistema Nacional de Salud, eso sí, siempre desde el diálogo.

Por su parte, Bono aseguró que «en momentos de dificultad» como éstos la asistencia sanitaria universal y gratuita sigue siendo prioritaria en España, donde constituye, junto con la educación y las pensiones, un pilar fundamental del Estado del Bienestar.

Por eso, dijo, quienes piensen que las elecciones autonómicas y municipales del próximo 22 de mayo son más importantes que la Sanidad, están equivocados, si bien, apostilló, son sólo «un grupo de neuróticos» que no entienden que a los ciudadanos, la salud les interesa más que el PSOE, PP e IU juntos.

Por eso, porque la salud preocupa e interesa mucho a los españoles, prosiguió Llamazares, hay que tener cuidado para «no volver a las andadas» y para no caer en la tentación de acabar con la universalidad y la gratuidad del sistema público sanitario actual.

Finalmente, De Puig recordó que cuando Ernest Lluch se hizo cargo del Ministerio de Sanidad, en 1982, el 62% de los ciudadanos disfrutaban de un sistema de salud pública y que tras la llegada de su ley, en el 85, el porcentaje aumentó hasta el 99%.

«Referente para la historia reciente de nuestro país y trabajador increíble», Lluch creó la figura del coordinador de trasplantes en los hospitales, impulsó el primer plan nacional contra las drogas y fue, igualmente, el que materializó el departamento de Consumo, entre otros logros, concluyó De Puig.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído