También se conocería mejor la probabilidad de muerte

Una prueba molecular mejora el diagnóstico de cáncer de pulmón

Puede ayudar al equipo médico a confeccionar los tratamientos de los pacientes

Una prueba molecular mejora el diagnóstico de cáncer de pulmón
Trabajo en laboratorio. EFE

Dos nuevos estudios clínicos sobre la genética molecular del cáncer de pulmón, un equipo internacional, dirigido por científicos de la Universidad de California, en San Francisco, han demostrado que una prueba molecular puede predecir la probabilidad de muerte, en las primeras etapas del cáncer de pulmón, con una mayor precisión que los métodos convencionales. El trabajo, publicado en ‘The Lancet‘, podría ayudar a mejorar las probabilidades de supervivencia de cientos de miles de pacientes cada año.

Los dos estudios demostraron que la prueba, que mide la actividad de catorce genes en el tejido canceroso, mejora la exactitud del pronóstico. Esto, a su vez, podría orientar los tratamientos para los pacientes con la forma más común de la enfermedad, el carcinoma de células escamosas de pulmón y el carcinoma pulmonar de células grandes.

Los dos ensayos clínicos independientes incluyeron: un estudio ciego, que implicó el análisis de muestras de tejido de 433 personas con cáncer de pulmón en etapa temprana, en el norte de California, y otro estudio, que incluyó a 1.006 personas con cáncer de pulmón en etapa temprana, en China. En ambos ensayos, el equipo demostró que la prueba de precisión podría predecir si las probabilidades de muerte, cinco años después de la cirugía para extirpar un cáncer de pulmón, eran bajas, intermedias o altas.

«Es muy emocionante», afirma David Jablons, profesor de Oncología Torácica y jefe del Programa de Oncología Torácica del Centro del Cáncer Familiar Integral Helen Diller, quien agrega que «esta prueba posee el potencial de ayudar a cientos de miles de personas cada año».

Hoy en día, los médicos evalúan las primeras etapas del cáncer de pulmón por su tamaño, ubicación y apariencia microscópica; esta información, se utiliza para guiar el uso de un tratamiento adicional después de la cirugía.

En cambio, si los médicos pueden medir con mayor precisión el pronóstico, más personas podrían beneficiarse de una terapia adicional después de la cirugía, antes de que cualquier cáncer residual tenga la oportunidad de crecer.

La evidencia de otros estudios sugiere que la quimioterapia que se administra en el cáncer de pulmón en estadio temprano ayuda a impedir su recurrencia cuando existe evidencia de afectación ganglionar. Sin embargo, también aumenta el riesgo de metástasis indetectables.

Ahora, los científicos planean diseñar un ensayo clínico a gran escala para confirmar que el uso del algoritmo para guiar la terapia ayuda a que las personas con cáncer de pulmón sobrevivan más tiempo.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Irene Ramirez

Irene Ramirez. Responsable de campañas en Grand Step. Fue redactora de Periodista Digital entre 2012 y 2013.

Lo más leído