Richard Cohen / Comprender y sanar la homosexualidad

«Que alguien me diga una palabra más apropiada a sanar referida a la homosexualidad»

"No hay prueba científica o genética que pruebe que alguien elija ser homosexual"

Richard Cohen, autor de ‘Comprender y sanar la homosexualidad’ (Editorial Libros Libres), es sabedor de que le persigue la polémica con su libro. Pese a todo, no pierde el buen talante y la compostura durante la entrevista. Dice entender que haya personas que opten por la homosexualidad, pero defiende que haya personas que decidan cambiar de orientación sexual, tal y como él experimentó, que pese a tener varios novios gays, en su interior anidaba el deseo de casarse con una mujer y tener hijos. En cuanto al empleo del término ‘sanar’ como si fuese una enfermedad, Cohen reclama menos críticas y que le digan qué palabra es más acorde, más correcta.

Expone que lo que le llevó a escribir este libro es que:

He luchado contra sentimientos homosexuales no deseados durante muchos años de mi vida. Y fue muy difícil encontrar ayuda. Fui a muchos terapeutas que me dijeron «has nacido así, acéptalo». Entonces me costó mucho en primer lugar ver por qué tenía esos sentimientos homosexuales y en segundo lugar averiguar cómo podía curarlos. Tras pasar por esas experiencias, hice un máster en psicología para asesorar a la gente. En los últimos 25 años he ayudado a miles de personas a salir de la homosexualidad.

Escribí este libro para dar esperanza. Hombres y mujeres con sentimientos homosexuales no deseados que querían llevar a cabo su sueño. También lo escribí para terapeutas y para cualquier persona que quiera entender las causas y el significado de la homosexualidad. Y también a los curiosos por conocer el proceso del cambio.  No soy responsable de las reacciones que puede suscitar mi libro en el público. Es una muestra de amor y cariño compartir esta obra. 

Sobre la polémica que ha despertado su obra en España, que llegó a retirarse de algunas librerías, confiesa que:

Me entristeció mucho porque sé que España valora los derechos humanos. En mi opinión, que retiraran este libro es una violación de la libertad de expresión. Respeto a la comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales). Y ellos deberían respetar otros puntos de vista. Es muy triste que se decidiera retirar el libro porque, como digo, es una violación a la libertad de expresión.

En cuanto al empleo del término sanar y sus connotaciones de considerar la homosexualidad como una enfermedad:

Llevo 25 años con esto. He intentado ser lo más sensible y cuidadoso posible. Siento si algunas palabras del libro han ofendido a alguien. No era mi intención. Si hay miembros de la comunidad LGTB escuchando esto, quiero que me digan a mí o a la editorial, Libros Libres, cómo definirlo de otra manera, qué palabra es más apropiada y cómo puedo compartir mejor este proceso de cambio a los que desean cambiar. Respeto a las personas que quieran llevar una vida homosexual, pero yo he elegido otro camino: el camino menos transitado. Creo que deberíamos cooperar juntos.

Cohen sólo se muestra algo reacio cuando se le pregunta si entiende que sólo es natural la heterosexualidad:

¿Y usted, qué piensa? Para los homosexuales, su orientación es tan natural como la de los heterosexuales.

Sí, pero, ¿y su punto de vista?

Yo soy heterosexual. Soy hetero porque cambié. Permítame que se lo responda así: al comienzo del libro, hablo de tres puntos. Primero: nadie nace siendo homosexual. No hay prueba científica, biológica, genética que lo demuestre. Segundo: nadie elige ser homosexual. No lo eligen ellos, es el resultado de carácter, familia y entorno. Podemos rastrear en el pasado de la persona un carácter que va a determinar una orientación homosexual. Tercer punto: esa persona puede querer seguir llevando una vida homosexual o también puede ocurrir que quieran buscar por el camino que les propongo: investigar las causas y arreglar problemas que llevan tiempo sin resolverse. El camino que deben seguir es una decisión totalmente individual. Llevé una vida gay durante muchos años. Tuve varios novios. Con uno de ellos duré 3 años. Pero dentro de mí habitaba el sueño de casarme con una mujer y tener hijos, formar una familia. Yo seguí ese camino.

Con la colaboración de Marina López y Daniel Jarreta

 

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído