Una versión del cromosoma que determina el sexo masculino incrementa el riesgo de enfermedad un 50%

La enfermedad de las arterias coronarias es hereditaria en hombres

Ahora necesitan identificar con precisión cuáles son los genes en el cromosoma 'Y' responsables de este riesgo

La enfermedad de las arterias coronarias es hereditaria en hombres

Los hombres pueden heredar una de las enfermedades del corazón más comunes, la enfermedad de las arterias coronarias, afirma una nueva investigación.

Los científicos de la Universidad de Leicester, Inglaterra, descubrieron que el cromosoma ‘Y’, la porción del ADN que determina el género masculino, juega un papel en la herencia de la enfermedad de las arterias coronarias (EAC), un trastorno que provoca miles de muertes cada año.

La investigación, que aparece publicada en la revista ‘The Lancet’, estudió el ADN de más de 3.000 hombres, encontró que una versión particular de este cromosoma incrementa el riesgo de la EAC en un 50%.

Se cree que uno de cada cinco hombres poseen esta versión del cromosoma ‘Y’.

La enfermedad de las arterias coronarias se produce por el estrechamiento de las arterias que transportan sangre al corazón, lo cual provoca que el músculo no tenga suficiente oxígeno.

Esto puede conducir con el tiempo a una angina -opresión en el pecho- e infartos.

Según la Fundación Británica del Corazón, que financió este estudio, la EAC causó en el Reino Unido 88.236 muertes en 2008, de los cuales cerca de 50.000 fueron hombres.

Los expertos saben que los hombres desarrollan enfermedades del corazón por lo menos una década antes que las mujeres.

Para cuando cumplen 40 años, el riesgo de sufrir una enfermedad del corazón es de uno en cada dos hombres y una de cada tres mujeres.

Los factores de estilo de vida, como fumar e hipertensión, son contribuyentes importantes.

Ahora los investigadores de Leicester descubrieron que la herencia también juega un papel importante en la EAC, la enfermedad del corazón más común.

RIESGO HEREDADO

El doctor Maciej Tomaszewski y su equipo estudiaron a 3.233 varones británicos no emparentados que estaban participando en otros estudios médicos sobre el riesgo de la enfermedad cardíaca.

Los investigadores sometieron a los participantes a pruebas genéticas y encontraron que el 90% tenía una de las dos versiones comunes del cromosoma Y, llamadas ‘haplogrupo I’ y ‘haplogrupo R1b1b2’.

El riesgo de EAC entre los hombres que poseen la versión del ‘haplogrupo I’ es un 50% más alto que en el resto.

Tal como expresan los científicos, ahora necesitan identificar con precisión cuáles son los genes en el cromosoma ‘Y’ responsables de este riesgo.

Pero ya saben cómo es que ejercen su efecto perjudicial: alterando el sistema inmune del individuo.

«Estamos muy entusiasmados con estos hallazgos porque colocan al cromosoma ‘Y’ en el mapa de susceptibilidad genética de la enfermedad de las arterias coronarias» expresa el doctor Tomaszewski, quien es profesor del Departamento de Ciencias Cardiovasculares de la universidad.

«Los médicos a menudo asocian al cromosoma ‘Y’ con la masculinidad y la fertilidad, pero esto demuestra que también está implicado en la enfermedad del corazón».

El investigador agrega que, eventualmente, el hallazgo podrá conducir a nuevas formas de tratar y prevenir la enfermedad en los hombres y al desarrollo de una prueba genética para detectar a los que están en mayor riesgo.

Mientras tanto, afirma, los hombres deben concentrarse en la reducción de los factores de riesgo conocidos y que pueden modificarse, como realizar ejercicio todos los días y consumir una dieta sana para mantener en control su presión arterial y colesterol.

Por su parte, la doctora Helene Wilson, de la Fundación Británica del Corazón, afirma que «la enfermedad de las arterias coronarias es causa de infartos y provoca decenas de miles de muertes en el Reino Unido cada año».

«La elección de un estilo de vida insano como alimentarse mal y fumar son grandes responsables, pero los factores heredados en el ADN también forman parte del panorama».

«El siguiente paso es identificar cuáles son los genes responsables y cómo es que incrementan el riesgo de un infarto» agrega.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído