Del blog 'Aprende a Escucharte'

Insomnio: un problema común

Insomnio: un problema común
Insomnio.

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos sufrido o sufriremos dificultades a la hora de iniciar y/o mantener el sueño.

Los problemas de la vida diaria pueden incidir en nuestros hábitos de sueño, pero cuando esto sucede tan a menudo que resulta casi imposible conciliar el sueño, cuando resulta imposible dormir toda una noche seguida, o bien el despertar es siempre excesivamente temprano, podemos estar ante un caso de insomnio crónico.

En términos generales, podemos decir que el insomnio es más común en las mujeres y, si no se trata, suele empeorar con la edad. Como ya vimos anteriormente, el insomnio es un tipo de disomnia.

¿Qué tipo de complicaciones pueden ir asociadas al insomnio crónico?

  • Cansancio generalizado que interfiere en nuestra vida diaria.
  • Preocupación o agobio a la hora de irse a dormir.
  • Pensamientos negativos que interfieren en el sueño.
  • Estrés.
  • Depresión.
  • Sensación de no haber descansado durante días.
  • Ansiedad por no conseguir retomar el sueño si se despierta a mitad de la noche.

Además de los tratamientos farmacológicos, también hay tratamientos psicológicos que nos pueden ayudar a combatir el insomnio. Algunos de los métodos psicológicos más eficaces son:

  • Entrenamiento en relajación.
  • Técnicas de higiene del sueño.
  • Técnicas de control de estímulos.
  • Técnicas cognitivas.
  • Técnicas de biofeedback.

Anteriormente vimos la importancia del sueño para nuestra vida, así que para quien sufra insomnio o alguna otra alteración del sueño, es esencial recurrir a un especialista para comenzar a resolver el problema de inmediato.

Cuanto antes se busque una solución, menos graves serán las consecuencias de una mala calidad o poca cantidad del sueño. El profesional habrá de estudiar el caso de manera individualizada para plantear posteriormente las opciones que mejor se adapten a la situación de cada uno.

Judith Fernández Falcón es psicóloga (Col. M-24873) en el Gabinete Psicológico Aprende a Escucharte.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido