Por parte de dentistas que usaban mucho el escáner en los pacientes para el diseño de la ortodoncia

Crean un revolucionario cepillo hecho a medida que limpia los dientes en menos de seis segundos

Contiene unas 400 cerdas que repasan la dentadura mientras el cliente rechina los dientes

"Usted cepilla todas las regiones difíciles de alcanzar sin ni siquiera pensarlo"

Existen trajes a medida, zapatos a medida, anillos a medida, ¿por qué no se podía crear el cepillo de dientes a medida?

Esto es lo que pensó un equipo de dentistas que, de tanto utilizar el escáner en los pacientes para el diseño de la ortodoncia, decidió dar un paso más en su lucha por la limpieza bucal.

Con el tradicionales escáner y las modernas y precisas impresoras 3D, Blizzident creó un cepillo a la medida del paciente que, según prometen, limpia los dientes en menos de seis segundos.

Cada cepillo contiene unas 400 cerdas que repasan la dentadura mientras el cliente rechina los dientes para contribuir con el proceso.

ELIMINA LOS ERRORES

Según sus creadores, el nuevo artefacto elimina los errores al momento del cepillado que todos solemos cometer, aunque los expertos indican que hace falta más estudios.

Pero cómo suele ocurrir con los objetos hechos a la medida, adquirirlos tiene un costo elevado, al menos para lo que usted está habituado a pagar en el rubro cepillos de dientes.

El primer cepillo de diseño personal cuesta unos US$405 y dura un año. Sus sucesores son más baratos y los viejos pueden ser reacondicionados por una módica suma.

«Debido a que usted se está lavando todos los dientes al mismo tiempo, el cepillado es extremadamente rápido», dice la compañía y añade: «Usted cepilla todas las regiones difíciles de alcanzar sin ni siquiera pensarlo».

El cepillo de dientes tradicional no ha sufrido grandes variaciones en su diseño debido a que la mayoría de las personas lo consideran más que apto para el trabajo, pero han existido varios intentos por relegarlo al pasado.

ALGO FUERA DE LO COMÚN

Con respecto al cepillo a la medida, el profesor Damien Walmsley, asesor científico de la Asociación Dental Británica, indicó que la seguridad al momento de utilizarlo debe ser la principal preocupación.

«Se necesita comprobar si es totalmente seguro», dijo el dentista a la BBC, aunque admitió que se trata de «algo fuera de lo común» que implica un acercamiento diferente al viejo oficio de lavarse los dientes.

Pero Walmsley pareció inclinarse más por el conocer el oficio que por la herramienta utilizada cuando concluyó:

«No es lo que usas, es cómo te cepillas, es tu técnica».

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído