Una investigación de científicos de la Universidad de Harvard y Stanford lo avala

Los vampiros no daban puntada sin hilo: el elixir de la eterna juventud está en la sangre joven

Gracias a los altos niveles de la llamada 'proteína 'GDF11', todo es ya posible

Los vampiros no daban puntada sin hilo: el elixir de la eterna juventud está en la sangre joven
Un vampiro Captura

Tienen la esperanza de comenzar los ensayos en humanos en los próximos dos o tres años

Ancha es Castilla, y la búsqueda ancestral del elixir de la eterna juventud se ha extendido hasta ahora en balde a los rincones más recónditos del planeta, y en las especies más  raras. Pero no hacía falta tanta caminata: el mismo se encontraba en la misma sangre, la joven, de la que bebían ávidos los vampiros de las novelas y el cine.

Y es que una transfusión de este plasma puede detener o incluso revertir el proceso del envejecimiento, ya que su composición química tiene beneficios sorprendentes para la salud, revelan dos estudios llevados a cabo de forma paralela por científicos norteamericanos de la Universidad de Harvard y Stanford, según da cuenta ‘The Telegraph‘.

PILAS PARA RATO

Se ha demostrado así que la sangre joven ‘recarga’ el cerebro, forma nuevos vasos sanguíneos y mejora la memoria y el aprendizaje gracias a los altos niveles de la llamada ‘proteína de la juventud’, conocida como ‘GDF11’, y que es responsable de mantener el cerebro y los músculos jóvenes y fuertes.

Aunque los investigadores han experimentado hasta ahora con ratones, tienen la esperanza de comenzar los ensayos en humanos en los próximos dos o tres años, ya que estos estudios pueden producir rápidas mejoras para la longevidad y la salud humana.

Así, el año pasado, el equipo descubrió que la proteína podría reparar corazones dañados. Ahora, el nuevo estudio demostró que el aumento de los niveles de GDF11 en los ratones más viejos mejora la función de todos los órganos del cuerpo.

‘TERAPIA DE VAMPIROS’

Los científicos de la Universidad de Stanford también creen que la sangre joven puede revertir los signos de envejecimiento. En el marco de sus ensayos, la sangre de los ratones de tres meses de edad, se inyectó repetidamente a los animales de 18 meses (cerca del final de su ciclo de vida natural).

Esta ‘terapia de vampiros’ mejoró el desempeño de los ratones de edad avanzada en las tareas de memoria y aprendizaje. También se observaron cambios estructurales, moleculares y funcionales en el cerebro.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído