La hermana Chantal Pascaline era congolesa

Muere por ébola la monja que trabajaba junto al padre Pajares en el hospital de Liberia

Muere por ébola la monja que trabajaba junto al padre Pajares en el hospital de Liberia
La hermana Chantal Pascaline. EP

La monja congolesa Chantal Pascaline falleció a consecuencia de la enfermedad de Ébola en el Hospital San José de Monrovia -capital de Liberia- del que fueron repatriados dos religiosos españoles el pasado jueves, uno de ellos infectado con el virus hemorrágico. Así lo informó a Orden Hospitalaria de San Juan de Dios a la que pertenecen los religiosos.

Pascaline estaba siendo cuidada el enfermero voluntario camerunés William Ekeurm, al igual que la religiosa guineana Paciencia Melgar, también enferma de ébola. Este voluntario atiende además al hermano ghanés Georges Combey, afectado del virus y cuyo estado de salud es «muy preocupante», así como al administrador del centro Eugene Osei-Wusu.

El pasado jueves, el religioso español Miguel Pajares llegó a España en un avión medicalizado del Ejército del Aire, siendo el primer enfermo de ébola en Europa. En el mismo avión fue trasladada la monja de origen guineano y con nacionalidad española Juliana Bonoha, quien no padece el virus, según las pruebas que se le han practicado. Ambos están ingresado en el Hospital Carlos III de Madrid completamente aislados, asistidos y controlados por dos médicos internistas e intensivistas, cuatro enfermeras y cuatro auxiliares por turno.

Mientras, la Agencia Española de Medicamentos dependiente del Ministerio de Sanidad ha autorizado la importación excepcional del medicamento «ZMapp» para el tratamiento de la infección por el virus ébola. Este medicamento, que se está utilizando ya en dos pacientes en Estados Unidos, se encuentra en fases iniciales de investigación y se ha importado al amparo de la legislación que permite el uso de medicamentos no autorizados en pacientes que padecen una enfermedad que pone en peligro su vida y que no pueden ser tratados satisfactoriamente con un medicamento autorizado. En este caso, el medicamento se ha importado desde Ginebra donde existía disponibilidad de una dosis en el contexto de un acuerdo entre el laboratorio que desarrolla el medicamento, la OMS y Médicos Sin Fronteras y ya se encuentra en el complejo hospitalario La Paz- Carlos III de Madrid desde ayer.

Según fuentes sanitarias, Pajares se encuentra estable y su salud «no ha empeorado». Desde su ingreso en el hospital de Madrid apenas se han conocido detalles del estado de salud del sacerdote, quien ha expresado su deseo de que no se faciliten partes médicos sobre su evolución. Los familiares de Miguel Pajares, el sacerdote infectado por el virus del ébola en Liberia, han confirmado que sigue estable y sin sufrir hemorragias, según el hermano del religioso, quien reconoce que las noticias son «tranquilizadoras». Emilio Pajares ha indicado que, según el parte médico que les dieron anoche, Miguel no tiene fiebre y no ha sufrido hemorragias, uno de los principales riesgos del ébola, situación que les hace vislumbrar una recuperación.

Sí se sabe, en cambio, que la monja Juliana Bonoha Bohé permanecía el viernes «asintomática, sin fiebre, bien hidratada y con buen estado general»; que no está infectada de malaria y que en los próximos días se le repetirán las pruebas del virus del Ébola, que, por el momento, han resultado negativas. En general la atención que se está dando al sacerdote y a la monja no es «presencial» y la mayoría del tiempo se sigue su evolución por circuito cerrado, a través de monitores, por lo que el contacto directo con ambos es muy limitado.

Control en los aeropuertos

Sanidad ha implantado el protocolo de actuación en los aeropuertos españoles paar detectar posibles casos de ébola. El objetivo es evitar que entren a España personas contagiadas con el ébola. Así lo ha confirmado el subdirector general de Sanidad Ambiental y Salud Laboral del Ministerio de Sanidad y Consumo, Fernando Carreras, quien ha explicado que «las principales actuaciones que se van a hacer son en los principales puntos de entrada de África a la Unión Europea». En el caso de Nigeria, donde sí hay vuelo directo a España, las autoridades españolas van a llevar a cabo los «mismos procedimientos que el resto de países».

Guinea anuncia el cierre de fronteras con Liberia y Sierra Leona para contener el brote de ébola. El ministro de Sanidad, Rémy Lamah, lo ha atribuido a «todas las noticias llegadas recientemente» de los países vecinos. Guinea es, con 367 fallecidos, el país con más víctimas mortales a causa de la enfermedad, también ha constatado 294 muertes en Liberia, 298 en Sierra Leona y dos en Nigeria.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído