Los riesgos de beber mucho alcohol: "mareos, palpitaciones o falta de aire"

El ‘síndrome del corazón en vacaciones’ puede pasarte una factura de mucho cuidado

Alerta de la Fundación Española del Corazón (FEC)

El 'síndrome del corazón en vacaciones' puede pasarte una factura de mucho cuidado
Alcohol, juerga, borrr

Se diagnosticó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo, y ahora también se da en periodos largos de ocio

El aumento del consumo de alcohol durante el verano entre los jóvenes es un hecho. La Fundación Española del Corazón (FEC) ha alertado de que la ingesta excesiva y brusca de este tipo de bebidas puede provocar una aceleración del ritmo cardiaco, lo que se conoce como el «síndrome del corazón en vacaciones».

Este síndrome es una arritmia supravenicular que se da generalmente en las aurículas y suele producirse en personas que no sufren problemas de salud, jóvenes y sin episodios anteriores de arritmias. El alcohol es uno de los factores que desencadenan esta patología ya que actúa como un tóxico en nuestro corazón liberando adrenalina y noradrenalina, dos hormonas que provocan una aceleración del ritmo cardiaco.

SÍNTOMAS

En general, los síntomas y la manifestación de esta dolencia durante las vacaciones suele estar acompañada por palpitaciones, falta de aire, mareos o dolor torácico; sin embargo, en la mayoría de los casos los síntomas desaparecen solos una vez que se ha metabolizado todo el alcohol consumido.

Pese a esto, el Dr. Miguel Ángel García-Fernández, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miebro de la FEC asegura que «en algunos casos la arritmia puede derivar en fibrilación auricular o ser indicativo de algún evento cardiovascular grave como un infarto». Es por esto por lo que desde la FEC piden prudencia y acudir al médico si se notan los síntomas.

Algunos de los consejos que recomienda la FEC para pasar unas buenas y saludables vacaciones son:

1. Evitar el consumo brusco y excesivo de alcohol

2. No fumar

3. Evitar el consumo de alimentos grasos

4. Practicar deporte de forma progresiva y sin grandes esfuerzos si no hemos habituado al cuerpo durante el resto del año

5. Realizar actividad física en las horas más frescas del día y manteniendo una hidratación adecuada

6. Seguir correctamente la medicación en el caso de aquellas personas que se encuentren bajo tratamiento

El «síndrome del corazón en vacaciones»

Este síndrome se dio por primera vez en el año 1978 y está relacionado con un consumo elevado de alcohol en un momento determinado. Se diagnosticó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo, y ahora también se da en periodos largos de vacaciones.

Algunos trabajos como «The Holidays as a Risk Factor for Death» realizado por la Universidad de Duke en EEUU demuestran que el día de Navidad es el que registra más muertes por fallo cardiaco.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído