Los adenovirus son la clave

Los científicos dan con la clave para destruir sólo a las células tumorales sin causar ningún daño a las sanas

Paso de gigante en la la lucha contra el cáncer

Diseñar una nueva estrategia para conseguir que virus modificados genéticamente, ataquen de forma selectiva, a células tumorales y no a las sanas, ha sido el logro conseguido por Científicos del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer y del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona.

Los denominados virus oncológicos selectivos son una nueva puerta de salida para uno de los grandes problemas de la quimioterapia actual; la ausencia de capacidad de discriminación entre células tumorales y células sanas, con los consiguientes efectos secundarios y de toxicidad implícitos.

En un trabajo publicado recientemente por Raúl Méndez, del IRB Barcelona, en Nature Communications, se presenta un novedoso abordaje para dotar a un adenovirus de la capacidad de distinguir y atacar sólo a células tumorales. El adenovirus es capaz de detectar las diferencias de expresión de la familia de proteínas CPEBs, en las células cancerígenas y en las sanas. Las CPEBs son una familia de cuatro proteínas de unión al ARN, que portan la información genética para sintetizar proteínas y mantienen la correcta regeneración de tejidos, siempre y cuando no se desbalanceen, ya que en esos casos provocan un cambio de expresión de los genes de la célula y permiten el desarrollo de enfermedades como el cáncer.

El equipo de Méndez, partiendo de estudios anteriores que demostraban que la CPEB4 tiene una expresión importante en las células tumorales, y la CPEB1en los tejidos sanos, enfocaron sus esfuerzos en conseguir que el virus modificado, atacara sólo a células con altos niveles de CPEB4, consiguiendo así discriminarlas de las sanas.

La CPEB4, también había demostrado su efectividad como protector en el tratamiento del hígado graso, una de las enfermedades más comunes en occidente, según otro estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer y el Hospital Clínic de Barcelona, publicado en Nature Cell Biology.

Los adenovirus son causantes habituales de infecciones urinarias, respiratorias y gastrointestinales, entre otras, cursando de forma suave en personas sanas, y es precisamente eso lo que los convierte en buenos candidatos para los tratamientos de tumores, modificando su genoma, tal y como afirma la jefa del grupo terapia génica y cáncer del Idibaps, Cristina Fillat. Insertando secuencias que reconocían a las proteínas CPEB en puntos concretos de la proteína viral, en un modelo in vitro de cáncer pancreático, consiguieron un importante control del crecimiento tumoral en ratones.

La estrategia oncoselectiva que detecta la CPEB4 presente en muchos tumores, supone un gran avance en la lucha por el control en el desarrollo y evolución de la enfermedad tumoral y la búsqueda de sinergias con tratamiento clínicos actuales, para conseguir paliar e incluso erradicar la enfermedad, de forma efectiva.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído