ENFERMEDAD INFLAMATORIA INTESTINAL

Identificado el mecanismo por el que el tabaco provoca la enfermedad de Crohn

La inflamación inducida por el humo del tabaco en los pulmones acaba, cual ‘efecto dominó’, trasladándose al intestino

La enfermedad de Crohn es una patología crónica autoinmune caracterizada por la presentación de úlceras o fístulas en el tracto digestivo, sobre todo en el intestino delgado. Una patología que padecen cerca de 45.000 españoles y que, junto a la colitis ulcerosa -caracterizada igualmente por la ulceración e inflamación, en este caso en la pared del colon-, se presenta como la enfermedad inflamatoria intestinal más común. Y una patología que, además, resulta muy difícil de tratar. De hecho, y como ocurre con la gran mayoría -sino todas- de las enfermedades autoinmunes, ni siquiera se conocen las causas por las que se desencadena. Sin embargo, es bien sabido que el tabaco se encuentra directamente asociado a la aparición de esta enfermedad. Pero aún se desconoce el por qué., según recoge A. Otero en ABC. O así ha sido hasta ahora, dado que investigadores de la Universidad de Kyung Hee en Seúl (Corea del Sur) han demostrado que la inflamación inducida por el humo del tabaco en los pulmones acaba con el tiempo ‘viajando’ hasta el intestino delgado.

Como explica Hyunsu Bae, director de esta investigación publicada en la revista «Frontiers in Immunology», «las vías respiratorias y el sistema intestinal tienen muchas cosas en común. De hecho, en la medicina tradicional coreana se ha enfatizado la conexión entre los pulmones y el intestino delgado, lo que resulta muy interesante. El riesgo de desarrollo de la enfermedad de Crohn es mayor en la población con enfermedades de las vías respiratorias, lo que sugiere que la inflamación de los pulmones se encuentra asociada a la inflamación en el intestino».

Numerosos estudios previos han demostrado que el hábito tabáquico dispara el riesgo de desarrollo de enfermedad de Crohn. Unos trabajos que, sin embargo, no han podido determinar el mecanismo por el que el humo del tabaco acaba afectando al intestino. Así, y según han sugerido algunos investigadores, existe la posibilidad de que la inflamación causada por el tabaco en los pulmones tenga un ‘efecto dominó’ en el intestino. Pero, ¿esto es realmente así?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído