Nueva versión del CIE-11

La OMS sacará «transgénero» de su lista de enfermedades

La cuestión ha sido uno de los principales caballos de batalla del movimiento LGBT

La OMS sacará "transgénero" de su lista de enfermedades
Trans RS

El término transgénero hace una referencia a las personas cuyas identidades de género son diferentes del sexo​ o el género que se les asignó al nacer, según wp.​​​​

El término se aplica, en general, al estado de la identidad de género, que no se corresponde con el género asignado (la identificación biológica de si se es hombre o mujer en función de los cromosomas o genital). También se aplica a una variedad de individuos, conductas y grupos que suponen tendencias que se diferencian de las identidades de género binarias (hombre o mujer).

Tras diversos globos sondas lanzados durante los últimos dos años, ya es oficial: la Organización Mundial de la Salud sacará el término «transgénero» de su lista de enfermedades. Hasta ahora, las personas identificadas como tales (aquellas cuya identidad sexual biológica no se corresponde con su identidad de género) quedaban englobadas dentro del epígrafe de «desórdenes mentales», cuestión ampliamente criticada y reivindicada por el colectivo LGBT, según recoeg Mohorte en magnet.xataka.

La nueva versión del CIE-11, el actual estándar para la clasificación de enfermedades, lo cambiará.

quedarán definidas como «condiciones» dentro de la salud sexual. El matiz es importante porque anula el estigma tradicional asociado a las enfermedades mentales, abriendo una nueva vía para la normalización transgénero. Permanece en el CIE, sin embargo, porque las personas transgénero tienen «significativas necesidades sanitarias que pueden ser mejor combatidas si la condición sigue codificada dentro del CIE-11».

Una larga petición. La cuestión ha sido uno de los principales caballos de batalla del movimiento LGBT por su evidente carácter estigmatizante, y coincide con la máxima penetración de los discursos identitarios dentro de la esfera pública. La última actualización del CIE-10 databa de 1990, un tiempo en el que la visibilidad del colectivo LGBT era mucho más limitada (y el año en que la homosexualidad, en otro hito histórico, también abandonó el listado de enfermedades).

Una «condición». Su permanencia dentro del CIE está relacionada con la intensa ansiedad que las personas transgénero se enfrentan a lo largo de su vida. Sin embargo, dicha ansiedad no está relacionada con el mero hecho de definir su género de forma alternativa a las etiquetas tradicionales, sino con el rechazo social asociado a su identidad. La OMS se ha valido de diversos estudios para evidenciar que su sufrimiento está determinado por factores externos, no por su sola existencia.

VÍDEO DESTACADO: Este político confunde a la comunidad gay con una rural

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído