Tecnología y salud

Con este parche electrónico se curarán heridas crónicas causadas por la diabetes

El parche consta de dos capas principales

Con este parche electrónico se curarán heridas crónicas causadas por la diabetes
Parche Tufts University

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos, cuya característica común principal es la presencia de concentraciones elevadas de glucosa en la sangre de manera persistente o crónica, debido ya sea a un defecto en la producción de insulina, según wp, a una resistencia a la acción de ella para utilizar la glucosa, a un aumento en la producción de glucosa o a una combinación de estas causas. También se acompaña de anormalidades en el metabolismo de los lípidos, proteínas, sales minerales y electrolitos

La diabetes se asocia con la aparición de complicaciones en muchos sistemas orgánicos, siendo los más evidentes la pérdida de la visión que puede llegar a la ceguera, el compromiso de los riñones con deterioro funcional progresivo, requiriendo diálisis y trasplante, el compromiso de vasos sanguíneos que pueden significar la pérdida de extremidades inferiores (véase vasculopatía diabética), el compromiso del corazón con enfermedad coronaria e infarto agudo de miocardio, el compromiso cerebral y de la irrigación intestinal; sin embargo, las complicaciones más prevalentes afectan al sistema nervioso periférico y autónomo. Todo esto significa una carga muy pesada para el paciente que la padece y para todo el sistema de salud pública.

Ingenieros estadounidenses han creado un parche para heridas crónicas, que libera un medicamento cuando es necesario. El parche está equipado con sensores de temperatura y pH, y un microcontrolador para el procesamiento de datos para monitorear el estado de la herida, según explican los desarrolladores en la revista Small.

La piel humana tiene una gran capacidad de sanar un daño moderado, pero algunas enfermedades, como la diabetes, pueden evitar la cicatrización de heridas. Con la diabetes, las células endoteliales no responden adecuadamente a la liberación de citoquinas en el cuerpo, lo que no contribuye a la recuperación rápida de los vasos sanguíneos en el área de la herida. 

Un grupo de ingenieros estadounidenses, dirigido por Ali Khademhosseini de la Universidad de California, EEUU, desarrolló un parche electrónico que crea una barrera contra los patógenos del medio ambiente y suministra antibióticos al área de la herida si es necesario, según María Cervantes, N+1.

Esquema del dispositivo
Pooria Mostafalu et al. / Small, 2018

El parche consta de dos capas principales. Una capa de hidrogel en contacto directo con la herida, en la que están distribuidas uniformemente partículas de polímero esféricas con el antibiótico cefazolina. Para que el antibiótico no se libere espontáneamente, los investigadores seleccionaron un polímero que pasa del estado hidrofílico al hidrofóbico cuando cambia la temperatura. 

Los desarrolladores también agregaron a la capa de hidrogel una capa electrónica, que controla la liberación del fármaco. Sobre el sustrato flexible de polímero se encuentran sensores de pH y de temperatura, así como un calentador. Al alcanzar el pH crítico, el calentador aumenta la temperatura del hidrogel y hace que las cápsulas liberen el antibiótico, que luego ingresa a la superficie de la herida. El sensor de temperatura se usa para monitorear la calefacción. 

A principios de este año, la empresa francesa de cosméticos L’Oréal lanzó UV Sense: un sensor colocado en la uña que recoge datos sobre los efectos de la luz solar e indica al usuario cuándo es el momento de buscar protección en la sombra.

VÍDEO DESTACADO: Desarrollan fármaco que revertiría la diabetes

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído