¡Se le colapsa un pulmón tras una acupuntura fallida!

¡Se le colapsa un pulmón tras una acupuntura fallida!
Acupuntura YT

Una mujer portuguesa de 79 años terminó en el hospital, con un pulmón colapsado, tras someterse a una sesión de acupuntura.

Según informa el portal Science Alert, la anciana acudió al Centro Hospitalar Universitário de Lisboa Central por presentar dificultades respiratorias moderadas y dolor agudo en el pecho. Una radiografía reveló que la parte inferior de su pulmón derecho había sangrado. A la paciente se le diagnosticó un neumotórax, lo que comúnmente se conoce como ‘pulmón colapsado’, según recoge rt y comparte Paula Dumas para Periodista Digital

No obstante, señalan los médicos, los pulmones no tienden a colapsarse por sí solos. Para que esto suceda, el aire debe ingresar a la cavidad pleural, el espacio entre el pulmón y la pared torácica. A veces ese aire puede escapar de un pulmón dañado o enfermo.

En este caso, se encontró que la causa fue una aguja que dos días antes le había sido insertada en la espalda, cerca del omóplato, en un intento de tratar con acupuntura un dolor crónico en esa zona. Los especialistas explican que en ese lugar el pulmón puede encontrarse a unos centímetros de la superficie cutánea. Un error en el ángulo y la profundidad de inserción de la aguja habría provocado la ruptura en la cavidad pleural.

La acupuntura se promueve comúnmente como un antiguo tratamiento médico chino, capaz de aliviar una serie de molestias, tratar enfermedades o facilitar la salud y la fertilidad. No obstante, los médicos advierten que no siempre quienes practican ese método están familiarizados con la anatomía humana.

En este caso, la fallida acupuntura obligó a la paciente a someterse a la extremadamente dolorosa inserción de un tubo torácico, con anestesia local, así como a varios días de observación con suministro de oxígeno y analgésicos.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído