CONDUCTA HUMANA

El Big Five no da resultado en países que están en desarrollo

El Big Five no da resultado en países que están en desarrollo
Big Five N+1

Los métodos estandarizados en psicología para determinar los rasgos de personalidad de una persona, como el famoso cuestionario «Big Five», pueden tener una validez limitada entre las personas pertenecientes a países en desarrollo. Según un artículo publicado en Science Advances, un grupo de científicos de Colombia, Estados Unidos y Francia llegó a esa conclusión cuando al analizar casi 300 mil cuestionarios, según recoge la autora original de este artículo Yana Berman en N+1 y comparte Paula Dumas para Periodista Digital

Lo llamativo en este trabajo fue que para la mayoría de los países estudiados no hubo una correlación entre la conciencia social y la cantidad de ingresos anuales que a menudo se observa entre los residentes de los Estados Unidos. Adicionalmente, los resultados de encuestas realizadas en línea resultaron ser más confiables. Eso podría significar que el problema no reside en diferencias culturales, sino en la forma de la encuesta empleada.

¿Qué es Big Five?
El Modelo de los Cinco Grandes, llamada Big Five en inglés, es el método más popular para determinar los rasgos psicológicos de una persona. Afirma que hay cinco características principales que determinan el carácter de una persona: apertura a nuevas experiencias, responsabilidad, extroversión, amabilidad y neuroticismo. Este modelo se utiliza a menudo para predecir el desarrollo de ciertos signos vitales, como el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades hasta la posibilidad de avanzar en el trabajo.

Sin embargo, los científicos a menudo critican ese modelo, porque la mayoría de trabajos que utilizan las métricas de los cinco grandes están analizando la vida de los residentes de países desarrollados. Al mismo tiempo, es bastante difícil transferir los datos recibidos a los residentes de otros países. Además, cuando las encuestas estandarizadas de ese modelo se utilizan en otros países donde no hablan inglés, sugieren varias dificultades para adaptarlas al contexto cultural, y a veces es mucho más difícil que traducir el texto palabra por palabra.

Cómo el cuestionario se aplica en países en desarrollo
Un equipo de científicos bajo la guía de Rachid Laajaj de la Universidad de los Andes en Bogotá, Colombia, decidieron comprobar si podemos aplicar el cuestionario de los cinco grandes en países en desarrollo. Se analizaron 94.751 cuestionarios recolectados a través de entrevistas personales en 23 países de ingresos medios y bajos, junto con 198.356 cuestionarios rellenados online. La lista de países cuyos ciudadanos participaron en el experimento incluyó Colombia, Bolivia, Vietnam, Macedonia, Georgia, Ucrania, Armenia, Serbia y otros.

En primer lugar, los científicos verificaron la correlación entre el nivel de conciencia en los residentes de los países revisados y sus ingresos. Esta es la conexión más conocida de cinco grandes que fue confirmada repetidamente en los residentes de los países desarrollados.

El nuevo estudio, sin embargo, mostró que en 14 países el nivel de conciencia no predecía visiblemente un nivel de ingreso personal. Asimismo, las capacidades cognitivas de las personas resultaron ser el indicador más válido para predecir el ingreso, a comparación de todos los factores de los Cinco Grandes.

Las inexactitudes del cuestionario Big Five
Tras encontrar la falta de validez del cuestionario de cinco grandes en la evaluación de los ingresos, los investigadores asumieron que las inexactitudes se encuentran también en la misma métrica y su compilación.
Descubrieron que los cuestionarios realizados en línea mostraron los rasgos de carácter y las correlaciones importantes mucho más exacto que los de cinco grandes. Eso significa que no se trataba de las diferencias culturales y el nivel de ingresos de un país estudiado, sino de la forma exacta en la cual se realizan las encuestas.

Un análisis adicional mostró que los resultados de la encuesta en un 5–25% de los casos en varios países dependieron de la persona que la realizó de forma personal. Es decir, los investigadores probablemente puedan influir en los resultados de estudios. Por supuesto, no había tales problemas al analizar encuestas en línea.

Además, los científicos encontraron una diferencia en el número de personas con educación superior que participaron en las encuestas. En las encuestas realizadas por entrevistadores de Big Five había un 25% de personas bien educadas, y en las encuestas en línea, un 81%.

Los autores concluyen que la falta de validez de los cinco grandes en los países en desarrollo puede depender de la forma de la encuesta, así como las peculiaridades de la entrevista. Creen que el entrevistador influye claramente en los resultados, pero la forma de las preguntas planteadas también puede influir en las respuestas dadas por los participantes. Al mismo tiempo, aclaran que los resultados de su trabajo no significan que la encuesta de los cinco grandes sea totalmente ineficaz en países en desarrollo. Es probable que sea necesario revisar y revalidar las métricas utilizadas para que empiece a funcionar. Finalmente, el trabajo también muestra que es imposible utilizar los datos de las encuestas en línea y las entrevistas de los cinco Grandes juntos, puesto que tienen formatos muy diferentes.

Video: Pago por clic, el gran secreto del éxito de Google

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído