¡Así se hace adicto nuestro cerebro si consumimos cocaína!

¡Así se hace adicto nuestro cerebro si consumimos cocaína!
Cocaína YT

Todos saben que la adicción a las drogas es un ciclo asombrosamente difícil de superar, sin embargo, la falta de comprensión sobre las causas por las que las personas continúan usando sustancias nocivas hace que sea extremadamente difícil proporcionar tratamientos efectivos. Sin embargo, un nuevo estudio en el Journal of Neuroscience puede haber iluminado uno de los puntos negros en nuestro conocimiento de cómo funciona la adicción, al revelar la forma en que el consumo crónico de cocaína cambia la forma en que los genes se expresan en el cerebro, según recoge iflscience y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

El hipocampo a menudo se considera el centro de memoria del cerebro, y se cree que está fuertemente implicado en la formación de asociaciones que promueven la adicción. Por ejemplo, los consumidores repetidos de drogas a menudo aprenden a asociar lugares particulares con el consumo de drogas, por lo que les resulta tan difícil no usarlos cuando se encuentran en ese entorno.

Trabajos anteriores han demostrado que el gen FosB desempeña un papel central en la movilización del hipocampo para crear ciertos recuerdos, por lo que un equipo de investigadores decidió investigar cómo el uso crónico de cocaína interfiere con el funcionamiento de este gen para crear asociaciones relacionadas con las drogas.

Los ratones de laboratorio se dividieron en dos grupos, uno de los cuales recibió dosis regulares de cocaína mientras que el otro recibió una solución salina. Los ratones alimentados con cocaína mostraron rápidamente signos de haber aprendido a asociar la droga con el entorno en el que la recibieron.

El análisis genético reveló que la expresión de FosB estaba realmente elevada en el hipocampo de todos los ratones de este grupo, en comparación con los ratones que recibieron solución salina. Conocida como modificación epigenética, esta regulación positiva de un gen en particular ocurre cuando ciertas moléculas se unen a las proteínas histonas alrededor de las cuales se organiza el ADN.

Cuando los investigadores bloquearon estas modificaciones epigenéticas, los ratones parecían perder la capacidad de formar asociaciones entre la cocaína y su entorno.

Con base en estos hallazgos, los autores concluyen que la regulación epigenética de FosB en el hipocampo es «crítica para el aprendizaje relacionado con la cocaína», y que el uso repetido de la droga activa el gen para permitir que el hipocampo forme recuerdos adictivos.

Los investigadores esperan que este trabajo pueda ayudar a guiar el desarrollo de futuros tratamientos para la adicción a la cocaína, y aunque se necesita mucho más trabajo en ese frente, este estudio al menos proporciona una nueva visión de por qué el consumo de drogas es una pendiente tan resbaladiza.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído