¿Sabías que la enfermedad de Parkinson puede originarse en el intestino?

¿Sabías que la enfermedad de Parkinson puede originarse en el intestino?
Parkinson YT

Proteínas nocivas en movimiento

La enfermedad de Parkinson se caracteriza por destruir lentamente el cerebro debido a la acumulación de la proteína alfa-sinucleína y el daño posterior a las células nerviosas. La enfermedad conduce a temblores, rigidez muscular y movimientos lentos característicos de los pacientes. En el nuevo proyecto de investigación, los investigadores utilizaron ratas de laboratorio genéticamente modificadas que sobreexpresan grandes cantidades de la proteína alfa-sinucleína.

Estas ratas tienen una mayor propensión a acumular variedades dañinas de proteína alfa-sinucleína y a desarrollar síntomas similares a los observados en pacientes con Parkinson. Los investigadores iniciaron el proceso inyectando alfa-sinucleína en el intestino delgado de las ratas. Según el profesor Per Borghammer y el postdoctorado Nathalie Van Den Berge, el experimento tenía la intención de demostrar que la proteína se extendería posteriormente de manera predecible al cerebro, según recoge sciencedaily y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

«Después de dos meses, vimos que la alfa-sinucleína había viajado al cerebro a través de los nervios periféricos con la participación de precisamente aquellas estructuras que se sabe que están afectadas en relación con la enfermedad de Parkinson en humanos. Después de cuatro meses, la magnitud de la patología fue incluso fue realmente sorprendente ver cuán rápido sucedió «, dice Per Borghammer, profesor del Departamento de Medicina Clínica de la Universidad de Aarhus.

Síntomas en el intestino veinte años antes del diagnóstico.

Per Borghammer explica que los pacientes con enfermedad de Parkinson a menudo ya tienen un daño significativo en su sistema nervioso al momento del diagnóstico, pero que en realidad es posible detectar alfa-sinucleína patológica en el intestino hasta veinte años antes del diagnóstico.

«Con este nuevo estudio, hemos descubierto exactamente cómo es probable que la enfermedad se propague desde los intestinos de las personas. Probablemente no podamos desarrollar tratamientos médicos efectivos que detengan la enfermedad sin saber dónde comienza y cómo se propaga, así que esto es un paso importante en nuestra investigación «, dice Per Borghammer, y agrega:

«El Parkinson es una enfermedad compleja que todavía estamos tratando de entender. Sin embargo, con este estudio y un estudio similar en los EE. UU. Que recientemente llegaron al mismo resultado usando ratones, la sospecha de que la enfermedad comienza en el intestino de algunos pacientes ha ganado un apoyo considerable «.

El proyecto de investigación en la Universidad de Aarhus también mostró que la alfa-sinucleína dañina no solo viaja desde los intestinos al cerebro, sino también al corazón.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído