¡Nace un bebé sin pene!

¡Nace un bebé sin pene!
Bebé YT

Los médicos en Turquía han informado sobre el caso de un niño nacido sin pene. Antes de que todos lo digan (y probablemente sea demasiado tarde): No, no estamos describiendo a una niña, según recoge iflscience y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Escribiendo en Urology Case Reports, los médicos describen a un niño recién nacido que ingresó en la Facultad de Medicina Meram de la Universidad Necmettin Erbakan a la edad de un día, después de haber sido diagnosticado con agenesia del pene (AP), la falla de un pene en desarrollarse durante el crecimiento embrionario. La condición es extremadamente poco común y solo afecta a uno de cada 10-30 millones de nacimientos vivos.

«La agenesia completa del pene es una anomalía genitourinaria congénita rara y generalmente se asocia con otras malformaciones como lesiones gastrointestinales, cardíacas y musculoesqueléticas», escriben los autores, y agregan que solo 80 casos de AP han sido reportados en la literatura anteriormente.

A pesar de que el pene no está presente, el bebé tiene «testículos descendidos en escrotos bien formados». Sin embargo, tuvo otros problemas que normalmente no se ven en pacientes con la afección. Su equipo médico descubrió que tenía una fístula vesicorectal, una conexión anormal entre la vejiga y el recto. También tuvo reflujo vesicoureteral, cuando el flujo de orina va por el camino equivocado, lo que provocó que la orina se acumulara dentro de él fuera de su vejiga, lo que requirió cirugía.

Los médicos creen que es el primer paciente con una combinación de los tres problemas.
Una acumulación de orina en el paciente. Informes de casos de urología (CC BY-NC-ND 4.0)

Al paciente se le realizó una cirugía para corregir la fístula y se le colocó un catéter para drenar su orina. Lo han visto a intervalos de un mes desde su ingreso al hospital y goza de una salud relativamente buena.

«El pene es un órgano importante en la fertilidad, la estructura urinaria y psicosexual de los hombres», escribe el equipo en el informe. «La reasignación de género femenino con orquiectomía, junto con la reconstrucción del tracto urinario y genital, se ha recomendado tradicionalmente para esta anomalía».

Sin embargo, en este caso, los médicos recomiendan que «la reconstrucción del pene sea una buena alternativa para este paciente».

Las personas con esta afección pueden vivir vidas normales. El año pasado, un hombre del Reino Unido perdió su virginidad a los 45 años después de que le pusieran un pene biónico a través de una faloplastia, una cirugía que consistía en extraer piel, músculos y nervios de la espalda y los brazos y usarlo para moldear un pene.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído