¿Sabías que el hambre hace que la comida sea más sabrosa?

¿Sabías que el hambre hace que la comida sea más sabrosa?
Comer YT

¿Por qué todo sabe mejor cuando tenemos hambre? Según los nuevos hallazgos del Instituto Nacional de Ciencias Fisiológicas de Japón, la comida no solo tiene un sabor más dulce cuando nuestros estómagos retumban, sino que la comida amarga también se vuelve menos difícil de comer, y ambos efectos son moderados por un circuito neural en el hipotálamo, según recoge sciencedaily y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

En general, preferimos los sabores dulces porque señalan alimentos ricos en calorías, y evitamos los sabores amargos y amargos porque señalan los alimentos en mal estado. Sin embargo, estas preferencias son modificadas por estados internos como el hambre. En un estudio publicado en Nature Communications la semana pasada, los investigadores encontraron que los ratones hambrientos tenían una mayor preferencia por la dulzura y una menor sensibilidad a los gustos aversivos. El equipo de investigación se centró en las neuronas que expresan péptidos relacionados con Agouti (AgRP), que se sabe que se activan durante los estados de hambre para desencadenar el comportamiento de alimentación, e identificó dos vías neuronales que subyacen a los cambios inducidos por el hambre en las preferencias de sabor.

«Las neuronas que expresan AgRP se encuentran en el hipotálamo, que es una región del cerebro que juega un papel vital en la regulación del apetito», dice el primer autor Ou Fu. «Activamos selectivamente estas neuronas que expresan AgRP en ratones usando técnicas quimiogenéticas y optogenéticas para ver si influyen en la percepción de los gustos observados en condiciones de ayuno».

Las técnicas optogenéticas y quimiogenéticas son métodos populares para estudiar la actividad neuronal porque pueden manipular la actividad neuronal con mucha precisión. La optogenética introduce agentes sensibles a la luz en las neuronas objetivo, cuya actividad puede ser manipulada por la luz, y la quimiogenética introduce receptores de diseño para afectar la actividad de las neuronas objetivo por sus ligandos sintéticos específicos.

Después de la activación de la neurona que expresa AgRP, las neuronas de glutamato aguas abajo en el hipotálamo lateral a su vez modulan las preferencias de sabor de los ratones a través de dos vías diferentes. Las neuronas de glutamato que se proyectan hacia el tabique lateral aumentaron la preferencia por los sabores dulces, y las que se proyectan hacia la habénula lateral disminuyeron la sensibilidad a los sabores amargos.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído