Esta es la mejor arma contra la hipertensión

Esta es la mejor arma contra la hipertensión
Hipertenso YT

La reducción en la ingesta de sal, independientemente de la dieta que se adopte, reduce la presión sanguínea. Esta disminución, combinada con una dieta rica en verduras, frutas, pescado, aves de corral y pescado, puede conseguir el mismo efecto que los fármacos especialmente indicados para la reducción de la presión arterial, según el doctor Philip Greenland, de la Facultad de Medicina de la Universidad NortWestern de Chicago (EE.UU), según recoge cd y comparte Paula Dumas para Periodista Digital.

Según el experto, el estudio Dash-Sodium (Aproximaciones dietéticas para controlar la hipertensión) demuestra que una ingesta de sal inferior a los 2.400 miligramos diarios reduce el riesgo de elevación de la presión sanguínea en sujetos jóvenes y de edad avanzada.

«Durante muchos años se ha debatido cuál es el papel de la sal en la hipertensión, y los resultados del estudio Dash-Sodium aportan datos muy interesantes en este sentido», ha asegurado el profesor Frank Sacks, investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, y director del estudio Dash (dieta rica en frutas, verduras y pobre en grasas), presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hipertensión.

La dieta bajo control

El trabajo se ha desarrollado en cinco hospitales de Estados Unidos, con la financiación del Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre (NHLBI), y ha incluido a 412 individuos, con edades iguales o superiores a los 22 años, que recibieron unas dietas cuidadosamente controladas y monitorizadas durante un periodo de 14 semanas. De la muestra, el 57 por ciento eran mujeres y más de la mitad de los individuos estudiados eran afroamericanos, un grupo étnico que presenta un riesgo elevado de desarrollar hipertensión. El 41 por ciento de los participantes presentaban niveles altos de presión sanguínea.

La muestra se dividió en dos grupos para recibir sendas dietas. La primera consistente en la comida americana característica, y la segunda dieta Dash rica en vegetales, frutas, con un bajo contenido en grasas totales, colesterol, y grasa insaturada.

Los integrantes de cada grupo consumieron diariamente diferentes cantidades de sodio a lo largo del estudio: 3.300 miligramos diarios en la ingesta salina alta durante el primer mes; ingesta intermedia, de 2.400 miligramos diarios al mes siguiente, y 1.500 miligramos diarios en la ingesta baja durante el último mes.

Reducciones

«Las reducciones más significativas de presión sanguínea se observaron en los que siguieron la dieta Dash y la ingesta salina baja. Este descenso ha sido más acusado que entre los individuos que sólo siguieron la dieta Dash o la ingesta salina baja. Por tanto, los resultados revelan que la reducción de la ingesta de sal beneficia a todos los grupos», señalan los especialistas del NHLBI.

Entre las personas que presentaban cifras normales de tensión arterial y que siguieron la dieta Dash combinada con la ingesta salina baja, la presión sistólica media fue de 8,9 mm de Hg y la diastólica, de 4,5 mm de Hg.

Sin embargo, los resultados fueron más espectaculares en los hipertensos que recibieron la dieta Dash combinada con la ingesta salina baja, en los que la presión sistólica se redujo en 11,5 mm de Hg. «Los resultados son especialmente llamativos en los individuos hipertensos, en los que la combinación de ambas medidas ofrece mejores resultados que el tratamiento farmacológico», ha subrayado el director del estudio.

Autor

Paula Dumas

Informar y entretener; periodismo del siglo XXI, actualidad y redes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído