El cuerpo humano cambia y crece, aproximadamente, hasta los 20 años. Entonces, se detiene. Excepto dos órganos: la nariz y las orejas. ¿Cuál es el motivo? La respuesta está en los cartílagos

¿Sabes por qué la nariz y las orejas crecen durante toda la vida?

¿Sabes por qué la nariz y las orejas crecen durante toda la vida?
¿Sabes por qué la nariz y las orejas crecen durante toda la vida? RS

La piel pierde elasticidad y se estira más. Al perder volumen en la cara con la vejez, el aumento del tamaño de orejas y nariz se nota mucho más, tal y como explica el doctor Arthur W. Perry, cirujano plástico del Perry Plastic Surgery Center de Nueva York. El cartílago es un tipo de tejido que está en nuestras articulaciones, entre otras partes. Su presencia en la nariz sirve para mantener su estructura y su forma. Con el tiempo, el colágeno y las fibras que componen el cartílago comienzan a descomponerse. Esto, sumado a la gravedad, resulta con que la punta de la nariz y las orejas aumentan de tamaño, revela Gizmodo.

Además, ¿Cuánto crecen?
El crecimiento de las orejas y narices viene siendo medido desde hace unos años. En 1993, un grupo de médicos británicos liderados por el doctor James Heathcote, realizó un estudio en el que analizaron a 206 pacientes de más de 30 años. Observaron que, de media, las orejas crecían una media de 0,22 milímetros al año, de tal manera que en 50 años, las orejas aumentaban un centímetro su tamaño.

Los hallazgos del doctor Heathcote fueron ampliados por un estudio llevado a cabo en Italia en 1999 en el que se concluía que el crecimiento de las orejas se producía tanto en hombres como en mujeres, si bien en el caso del género masculino, el crecimiento era mayor.

Los secretos de los cartílagos
El cartílago es un tejido conectivo que se presenta en tres formas: el cartílago hialino, el cartílago elástico y el fibrocartílago, explica The Medicine Journal. Los tres principales componentes de todos los tipos de cartílago son unas células llamadas condrocitos, fibras de elastina y material de matriz intracelular. La diferencia entre los tres tipos está en las clases de fibra proteínica y sus cantidades.

El cartílago hialino, también llamado articular, contiene grandes moléculas de proteínas, como el colágeno. Es el más común en nuestro cuerpo: está en nuestras articulaciones y en el borde de nuestras costillas, en la laringe, la tráquea y los bronquios, según recoge 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

El cartílago elástico tiene grandes cantidades del mismo material matriz que en el caso del cartílago hialino, pero su componente principal son fibras elásticas, que le dan más flexibilidad. Este tipo de cartílago es el de las orejas. También se encuentra en la epiglotis (la membrana que evita que la comida y la bebida pasen a nuestros pulmones), y en la trompa de Eustaquio, también llamado tubo feringotimpánico, que va desde la caja del tímpano hasta la región rinofaríngea.

El fibrocartílago es lo que su nombre indica: sobre todo, fibras. Al contrario que la estructura uniforme del cartílago hialino, las fibras en este tipo de cartílagos están más abiertas y tienen una composición más esponjosa. Esto las hace perfectas para la absorción de golpes. Encontramos fibrocartílago entre las vértebras y en las uniones de la rodilla, los hombros y la mandíbula.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído