LOS PREOCUPANTES RESULTADOS DEL ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE WASHINGTON

Alarma por la septicemia: la enfermedad del “envenenamiento de la sangre” que mata a más personas que el cáncer

Alarma por la septicemia: la enfermedad del “envenenamiento de la sangre” que mata a más personas que el cáncer
Los niños son el grupo, que por edades, sufre más la enfermedad.

La septicemia se cobra más vida cada año que el cáncer, así lo ha confirmado un estudio de la Universidad de Washington, y publicado en la revista de medicina británica The Lancet, que indica que se registran 49 millones de casos al año y que 1 de cada 5 muertes fallecen por la enfermedad del «envenenamiento de la sangre».

El trabajo ha dejado conocer que 11 millones de personas fallecen al año por este padecimiento, según los registros médicos de 195 países de los que se sirvió el estudio.

Para quienes realizaron la investigación, los resultados del estudio son «alarmantes», debido a que las cifran se han incrementado en un 100%, (las estadísticas de años anteriores solo arrojaron 5 millones de muertes porque se basaron en algunos países occidentales).

«Trabajé en las zonas rurales de Uganda, y la septicemia se ve todos los días», afirmó una de las investigadoras, Kristina Rudd.

«Mis colegas que tratan pacientes en terreno en países de ingresos medios y bajos han estado advirtiendo esto durante años, que la septicemia es un problema importante. Por eso, no estaba tan sorprendida pero no esperaba que fuera el doble de la estimación anterior», agrega.

Este padecimiento, que aunque consigue a la mayoría de sus víctimas en países en situación de pobreza o en vías de desarrollo (85%), también tiene presencia en las naciones del primer mundo, tiene como agravante la dificultad de ser detectada.

En el Reino Unido, por ejemplo, la septicemia es todo un desafío, se registran 48 mil muertes cada año, muchos más que en España, Francia o Canadá.

Esto sucede porque el sistema inmunológico se colapsa, debido a que cuando pelea contra la infección, la enfermedad a su vez ataca a otras partes del cuerpo.

Esta condición genera la llegada de bacterias y virus al cuerpo, lo que ocasiona diarreas o padecimientos pulmonares.

Los niños son el grupo que, por edades, sufre más la enfermedad, ya que son quienes la padecen en 4 de cada 10 casos registrados.

Un sistema sanitario que funcione, acceso a agua potable, así como las vacunas son parte de la posibles soluciones que disminuirían las alarmantes estadísticas, aunque la detección a tiempo también apunta como posible solución.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído