Los cambios provocados por la COVID-19 en el sector dental

Los cambios provocados por la COVID-19 en el sector dental

La epidemia generada por el virus de la COVID-19 no cesa de suponer un desafío para la población en general, ya que implica extremar las medidas de higiene habituales. Sin embargo, para quien constituye un verdadero reto es el sector médico, dentro del cual se incluyen clínicas dentales como la clínica valenciana Alvarado Dental Clinic.

¿Qué es el coronavirus?

Por coronavirus se entiende una familia de virus responsables de enfermedades varias, tanto en animales como en personas. En el caso de los seres humanos se sabe que muchos de los virus pertenecientes a esta familia, son los principales causantes de infecciones respiratorias, las cuales pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades graves, llegando a degenerar en síndromes como el respiratorio agudo severo.

– ¿En qué consiste entonces el COVID-19?

Este es el virus incluido en la familia de coronavirus más reciente hasta el momento, ya que su descubrimiento se generó el año pasado (2019). La enfermedad que causa se manifiesta en forma de afección respiratoria contagiosa, ya que puede propagarse de una persona a otra.

Su origen se sitúa en Wuhan (China), desde donde se ha extendido hasta constituir una pandemia.

¿Qué dice el Consejo General de Dentistas sobre esto?

Tanto el Consejo General de Dentistas, como el Ministerio de Sanidad, han indicado una serie de recomendaciones generales con las que el sector médico y dentro de éste, la Odontología, deben cumplir.

Como la situación sanitaria derivada de la epidemia por COVID-19 expone a riesgo de contagio a los dentistas, se ha acordado la implementación obligatoria de medidas de seguridad y prevención que permitirán reducir el riesgo de contagio para profesionales que, como los odontólogos y demás personal sanitario, están diariamente expuestos a los aerosoles (pequeñas gotitas respiratorias por las puede contraerse el COVID-19), aparte del contacto directo con secreciones infectadas (muy frecuentes en el sector dental).

Aunque los protocolos se van actualizando conforme lo hace la información sobre el virus, el Consejo General de Dentistas determina:

  1. Reforzar los medios de prevención que hasta ahora ya se llevaban a cabo en las clínicas, especialmente con respecto a la atención dirigida a los pacientes odontológicos, dada la distancia habitual entre paciente y dentista, la cual suele ser inferior a 1 metro.
  2. Recurrir al uso de mascarillas FFP2 valvuladas, las cuales incorporan una válvula de exhalación que facilita la respiración en trabajos que deben realizarse durante una larga jornada laboral o que suponen un gran esfuerzo.
  3. En caso de utilizar mascarillas quirúrgicas habituales, éstas deberían cambiarse cada 2 horas, evitando la pérdida de su eficacia.
  4. Uso de guantes, bata y protección ocular ajustada.
  5. Debe realizarse un lavado minucioso de manos antes y después de la atención al paciente.
  6. Todas las superficies de trabajo y del entorno del paciente deben limpiarse y desinfectarse acorde a la política de limpieza de la clínica. Esto puede hacerse con una solución de hipoclorito sódico. Al cabo de permanecer 5 minutos en contacto con los desinfectantes normales, tales como la lejía doméstica, estos virus se quedan inactivos.

– ¿Cómo actuar ante posible paciente infectado?

En caso de que un paciente presente algún criterio epidemiológico o clínico, se debe demorar el tratamiento dental (salvo en caso de urgencia), hasta que se aclare el caso y se determine si el paciente está o no infectado. En caso de que esté infectado, se le deberá proporcionar una mascarilla quirúrgica y retrasar su atención, hasta que esté completamente sano.

– Criterios epidemiológicos y clínicos

Estos criterios sirven para determinar casos de posibles personas infectadas. En el caso de los epidemiológicos hablamos de cualquier persona con historial de viaje a Hubei (China) en un periodo de 14 días previos al inicio de la sintomatología. También se considera criterio epidemiológico cualquier persona que en los 14 días previos haya estado en contacto muy cercano con un caso probable o confirmado de persona infectada.

En cuanto a los criterios clínicos encontramos: cualquier persona con síntomas compatibles con infección respiratoria aguda, con fiebre, disnea, tos o malestar general.

Medidas adoptadas por las clínicas dentales

Cada clínica ha aplicado los cambios y medidas que ha considerado oportuno basándose en las indicaciones del Consejo General de Dentistas y, en algunos casos, yendo un poco más allá. Es el caso del Dr. Miguel Alvarado, implantólogo en Valencia en Alvarado Dental Clinic, quien nos detalla las medidas que han adoptado:

  • Las puertas de esta clínica permanecieron cerradas hasta el 18 de mayo, durante el confinamiento (momento en el que el riesgo de infección era mucho más elevado).
  • Todo el personal que trabaja en la clínica se somete a pruebas de PCR cada 15 días, las cuales permiten detectar si hay o no material genético del virus presente en la muestra tomada a la persona.
  • Desinfección del aire utilizando tecnología avanzada.
  • Uso de mamparas, tanto en recepción como en los despachos. Además, en caso de varios pacientes en un mismo espacio, se respetan las distancias de seguridad recomendadas.
  • Se prosigue con la atención vía telefónica y, en los casos presenciales, sólo son atendidos si acuden con cita previa.
  • Lavado de manos con cepillo de uñas con clorhexidina. Estos cepillos son desechables. En cuanto al lavado como tal, se realiza entre cada paciente y al final de la jornada. También se utilizan guantes de látex, que van cambiándose cada 15-30 minutos a fin de evitar pérdida en su función de barrera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído