La fórmula será oficialmente registrada antes del 15 de octubre de 2020

‘EpiVacCorona’, la segunda vacuna que Rusia registrará contra el coronavirus

La fórmula, que se considera de bajo riesgo ya fue probada en 100 voluntarios

'EpiVacCorona', la segunda vacuna que Rusia registrará contra el coronavirus
EpiVacCorona, la segunda vacuna que será registrada por Rusia.

Desarrollada por el Instituto Vector de Siberia, la denominada EpiVacCorona se convertirá en la segunda vacuna registrada por Rusia contra el COVID-19.

Según confirmó la agencia de noticias TASS citando a Rospotrebnadzor, el regulador de la seguridad del consumo ruso, la fórmula será oficialmente registrada antes del 15 de octubre de 2020.

Las primeras pruebas en humanos ya habrían sido completadas la semana pasada, con 100 voluntarios.

La EpiVacCorona, había comenzado la fase II de pruebas en agosto (con vistas a finalizarla a fin de mes) y actualmente está en fase de registro, antes de iniciar la etapa 3 de investigaciones clínicas.

Según explicaron los especialistas de Vector, la fórmula posee un bajo riesgo porque no contiene el virus vivo, sino que crea la inmunidad mediante el uso de péptidos sintetizados artificialmente.

Rusia registró su primera vacuna candidata, desarrollada por el Instituto Gamaleya de Moscú, en agosto. Los ensayos de la etapa tardía, que involucran al menos a 40.000 personas, están en curso.

Pero por el momento, el Ministerio de Salud no ha dicho cuántas personas han recibido la dosis y ha referido a pequeños envíos a provincias. Así, todavía no la ha administrado a un sector considerable de la población que no sea como parte de los ensayos clínicos.

En una feroz competencia con enormes intereses financieros en juego, Estados Unidos, Rusia y China aceleran sus procedimientos con la esperanza de contar con una vacuna antes de fin de año, pero los especialistas alertan del riesgo de precipitarse y de saltarse etapas indispensables.

La aprobación en Rusia, que se celebró con bombo y platillo, sucedió antes de que se hicieran las pruebas de la vacuna en ensayos de etapa final que comprobaran su capacidad para combatir la enfermedad y que no generara efectos secundarios. Se consideró un gesto político por parte del presidente Vladimir Putin para proclamar su victoria en la carrera global por encontrar una vacuna.

No está claro si el comienzo lento de la campaña de vacunación es el resultado de una capacidad de producción limitada o si hay dudas sobre inocular a la población con un producto sin pruebas cabales de su eficacia.

«Desafortunadamente, tenemos muy poca información», dijo Vasili Vlassov, profesor de Epidemiología y vicepresidente de la Sociedad Rusa de Expertos en Medicina basada en la Evidencia. Su organización se opuso a que se aprobara la vacuna antes de que se realizaran más pruebas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído